ActualidadPaísPolítica

Se aprobó el Paquete Fiscal pero se cayeron los capítulos de Ganancias y Bienes Personales

En la votación en particular, el blanqueo y la moratoria fiscal se aprobaron por unanimidad. Se cayeron los capítulos de Impuesto a las Ganancias y Bienes Personales.

En una sesión maratónica en el Senado, se aprobó en general el paquete fiscal con 37 votos afirmativos y 35 negativos.

Tras aprobar la Ley Bases, el Senado le dio luz verde en la madrugada de este jueves al paquete fiscal. Con nuevas modificaciones cedidas por el Ejecutivo se aprobó un nuevo blanqueo de capitales y una moratoria impositiva, por unanimidad. Pero el oficialismo sufrió un duro revés cuando se le cayó el capítulo del Impuesto a la Ganancias y Bienes Personales.

La reversión de Ganancias tuvo 41 rechazos y solo 31 votos afirmativos. El texto fijaba que el impuesto vuelva a pagarse a partir de un sueldo de $1.800.000 en el caso de solteros y de $2,2 millones para casados. La actualización, por inflación, se fijaba para septiembre de este año, y a partir del año que viene cada seis meses.

Durante el debate en el Senado, y por presión de los patagónicos, el oficialismo incorporó el diferencial del 22 % por zona desfavorable que beneficia a las provincias del Sur. Igualmente los patagónicos votaron en contra, excepto el radical Pablo Blanco y la neuquina de la polémica por la embajada, Lucila Crexell.

El kirchnerismo se dividió al momento de votar ganancias: 31 de los 33 legisladores de Unión por la Patria rechazaron, pero hubo dos que votaron a favor: la jujeña Carolina Moises y el catamarqueño Guillermo Andrada.

También votaron en contra los radicales Martín Lousteau y Maximiliano Abad y la pampeana del PRO, María Victoria Huala. De los bloques federales rechazaron los santacruceños José María Carambia y Natalia Gadano; el entrerriano Edgardo Kueider y el correntino Carlos «Camau» Espínola, la rionegrina Mónica Silva; y las chubutenses que responden al gobernador PRO Nacho Torres: Edith Terenzi y Cristina Andrea Marcela.

El número fue contundente pero no llegó a los dos tercios. Eso le da una luz de esperanza al oficialismo de insistir con la reversión de Ganancias en Diputados. Podría aprobarlo con la misma mayoría simple que ya tuvo en abril.

El título de Bienes Personales también se cayó. El texto del oficialismo planteaba una reducción del piso a partir del cual se empieza a pagar Bienes Personales y una disminución en las alícuotas. De acuerdo al proyecto, el mínimo no imponible subía de $ 27 a $ 100 millones y la deducción por la vivienda familiar iba a pasar de $ 56 a $ 350 millones.

Pero la votación salió rechazada para sorpresa del oficialismo, que no lo esperaba. Hubo 37 votos en contra y 35 a favor. Además de los 33 legisladores de Unión por la Patria, votaron en contra los dos santacruceños, José María Carambia y Natalia Gadano, el radical Martín Lousteau y la rionegrina Mónica Silva. En ese punto, LLA también podría insistir en Diputados.

Luz verde en general

El texto, oficialmente llamado «Proyecto de Medidas Fiscales Paliativas y Relevantes», fue aprobado minutos antes de las 6 de la mañana.

Para la votación, no fue necesario que Victoria Villarruel desempatara. Ni siquiera condujo el debate porque como el presidente Javier Milei partió rumbo al G7 entrada la madrugada, ella quedó a cargo del Ejecutivo. El debate fiscal lo llevó adelante el presidente provisional, el libertario puntano Bartolomé Abdala.

La norma, en general, se aprobó por 37 votos a favor -de los libertarios, el PRO, la UCR y los bloques federales- y 35 en contra, de Unión por la Patria y los santacruceños José María Carambia y Natalia Gadano.

«Voy a votar a favor porque creo en el equilibrio fiscal. Vamos a dar las herramientas para que las provincias y la Nación tengan las cuentas ordenadas, pero creemos que ese esfuerzo tiene que estar distribuido de manera más equitativa entre toda la sociedad», había adelantado el radical Martín Lousteau, que en lo particular pide cambios.

Por su parte, Daniel Bensusán, explicó el rechazo de la bancada de Unión por la Patria. «Después de todas las modificaciones que se hicieron el impacto de este paquete fiscal es negativo. No hay un beneficio real en la coparticipación para las provincias. Empobrece aún más a los trabajadores y enriquece a los poderosos», lanzó.

Blanqueo y moratoria fiscal, por unanimidad

El blanqueo permite regularizar activos no declarados hasta US$ 100.000 sin pagar el impuesto especial. Para montos más altos, contempla alícuotas progresivas del 5 % hasta el 15 %. Se aprobó por unanimidad: 72 votos a favor.

Antes, se anunciaron numerosos cambios. Entre ellos, dos pedidos por la senadora del PRO Guadalupe Tagliaferri: se eliminó el artículo que permitía blanquear a los extranjeros y también todos los artículos ligados al «blanqueo de inmuebles a nombres de terceros», que la legisladora decía que beneficiaba a los testaferros.

El kircherismo también pidió incorporar un cambio y confirmó que lo votaría cuando corroboró que en el texto no se había eliminado el artículo que plantea la coparticipación de lo recaudado.

En el debate en comisión ya se habían incorporado otras modificaciones. Entre ellas, extender la imposibilidad de blanquear a quienes fueron funcionarios en los últimos 10 años (el texto original planteaba 5 años) y especificar que los hermanos de funcionarios, que habían quedado en un limbo, tampoco puedan. Además se incluyó en el listado de quienes no pueden blanquear a los principales contratistas del Estado y se eliminó la posibilidad de blanquear criptomonedas.

Frente a la crítica sostenida de que los beneficios para los blanqueadores son demasiados, el Ejecutivo aceptó incrementarle el porcentaje del Impuesto a las Ganancias a quienes blanqueen.

Por su parte, la moratoria también salió por unanimidad. La iniciativa permitirá pagar las obligaciones impositivas y de la seguridad social vencidas al 31 de marzo de 2024 en hasta 84 cuotas con diversos beneficios como la condonación de la totalidad de las multas y de hasta el 70% de los intereses por los saldos adeudados, dependiendo la modalidad de pago.

El articulado por regalías mineras, foco de conflicto

Hasta último momento el Ejecutivo y los santacruceños José María Carambia y Natalia Gadano -quienes enojados habían pedido un día antes de la sesión no dar quórum- negociaron el articulado sobre regalías mineras.

El oficialismo se había comprometido a aumentarlas del 3% al 5 %, pero el lobby minero hizo lo suyo y el Ejecutivo empezó a recular. Finalmente retocó la letra del dictamen: fijo que seguirá siendo del 3 % para las actividades actuales y del 5 % para las nuevas inversiones.

Carambia se molestó pero terminó aceptando para no perder el beneficio. Antes se garantizó que su artículo se votara por más de dos tercios, cuestión que no lo puedan dar vuelta en Diputados.

(Con información de Clarín)

Qué opinas?

Artículos relacionados
ActualidadJudiciales

ATE se manifestó frente a Iapos por problemas en las prestaciones

ActualidadPaísPortada

El Gobierno denunció un esquema de corrupción en la Agencia Nacional de Discapacidad que desvió USD 3.400 millones

ActualidadCiudad

Raimundo entregó reconocimientos a figuras históricas del deporte sanlorencino

ActualidadPolicialesRegión

Siete detenidos, tonelas de material y millones de pesos secuestrados en allanamientos a chatarrerías truchas