ActualidadCiudadPortada

Raimundo sobre la prohibición de los «trapitos»: «La gente está harta»

El intendente Leonardo Raimundo aseguró que la medida le da herramientas necesarias a la Policía y era una demanda de los vecinos. También se refirió a la contención social que se brindará a los sanlorencinos que desarrollen estas actividades en el marco de los programas de inserción laboral que tiene el municipio. «Acá no estamos estigmatizando la pobreza, pero hay cosas que son intolerables», dijo.

El Concejo Municipal sancionó este martes la ordenanza que prohíbe la actividad de los cuidacoches, limpiavidrios y lavacoches en la vía pública. La iniciativa surgió ante la demanda de los vecinos y la llegada de personas que no son de la ciudad que dificultan la convivencia ciudadana. Los sanlorencinos que actualmente desarrollen esas tareas serán contenidos con políticas públicas del municipio.

«El principio básico es la libertad, o sea, uno en la vida pública puede hacer cualquier cosa, salvo cuestiones que interfieran con lo que debe ser el orden en la vida pública, el orden del tránsito y la paciencia de las demás personas», señaló Raimundo en diálogo con Radio 2.

Y continuó explicando la medida que prohíbe los «trapitos» en las calles de San Lorenzo: «Acá se prohíben varias cosas. Arranquemos con que está prohibido lavar vidrios o ventanillas de los coches en los semáforos, en una esquina. Eso es un problema, eso obstaculiza el tránsito, eso puede generar accidentes, así que eso está prohibido. Está prohibido también lavar autos estacionados. Por eso hay lavaderos, o sea, no estamos prohibiendo el trabajo. Los lavaderos en condiciones muy humildes, pero no en la calle. Porque eso genera un problema, ensucia la calle, junta agua, puede provocar accidentes. También prohibimos lo que tiene que ver con acomodar autos o pretender cuidarlos. En definitiva, cualquier autoprerrogativa de uso del espacio público. Y por último también cualquier actividad que tenga que ver con frenar el tránsito, interrumpirlo, obstaculizarlo o molestarlo».

En ese sentido, el mandatario indicó que los vecinos estaban pidiendo acciones al gobierno municipal por las molestias que recibían de parte de las personas que desarrollaban las actividades. «Acá no estamos estigmatizando la pobreza, pero hay cosas que son intolerables», aseguró y describió lo que suele ocurrirles a los camioneros cuando llegan a su destino para descargar, «lo paran en la entrada de la ciudad cuatro tipos a las 11, 12 de la noche, 1 de la mañana, con un palo en la mano», o cuando los automovilistas son extorsionados al no querer darles dinero a los que están cuando estacionan. «Eso no tiene absolutamente nada que ver ni con la pobreza, ni con ninguna situación de ayudar a la gente. Eso es una barbaridad» , aseguró.

En su relato, Raimundo se remontó a algunos años atrás: «Siempre hubo algunos chicos cuidando en la plaza, en algunos lugares puntuales. En realidad es gente buena». Sin embargo, la llegada de «trapitos» fue aumentando a la par de la crisis económica. «El problema es que empieza uno y termina habiendo 5, 6 o 4 por cuadras. Termina habiendo cuestiones vinculadas a consumos y con la actividad pública. Y la gente que te empieza a decir, che viejo, cómo es este tema, quee te dicen, ya te tarifan el monto de cuánto tenés que pagar para estacionar ahí. Y porque ya tiran un colchón, porque prefieren no ir a dormir a casa. Duermen en el lugar para ser los primeros a estar a la mañana. Se empieza a crear un desorden urbano importante que no aporta nada positivo a la ciudad y
tampoco es una solución para la pobreza».

Más seguridad

El mandatario señaló que esta medida le va a dar las herramientas necesarias a la Policía y en caso de San Lorenzo también a Prefectura. » Hemos hecho un convenio. Tenemos 104 efectivos federales también patrullando la ciudad para que estas actitudes no se produzcan más. Ni el apriete para sacarte una moneda cuando estacionás, ni el lavado compulsivo de un vidrio», dijo.

Contención social

Raimundo hizo referencia a los 5 comedores municipales que hay en San Lorenzo, donde si una persona no tiene trabajo, puede ir a comer «comida de excelente calidad». La Secretaría de Desarrollo Nacional provee de frazadas, ropa, abrigo, el desagote del pozo negro, una ayuda social, guardapolvos gratis, los útiles escolares, explicó y sumó los centros de salud, consultorios odontológicos a primer nivel de atención gratuita. «Y ahora estamos habilitando una casa de refugio, porque también hay situaciones dramáticas donde una persona ha perdido su casa, o ha tenido un drama familiar . A partir de julio tienen un lugar con aire acondicionado, frío o calor, con duchas frías y calientes, y un lugar donde dormir y una comida caliente».

En relación al refugio, el intendente indicó: «Esto se ha ido incrementando (la situación de pobreza) y San Lorenzo no es una localidad que está aislada a kilómetros de otra localidad, estamos pegados a otras ciudades, estamos en el Cordón Industrial y estamos en el Gran Rosario. Y acá viene gente de todos lados. Incluso, hemos detectado organizaciones que traen personas con discapacidad o que simulan ser discapacitadas».

En tal sentido, describió: «Son organizaciones. Vienen con las trafic , bajan gente, están ahí y apelan al corazón de la gente, ¿no? Obstaculizando el tránsito. Y uno, en realidad, como no son de la ciudad, no sabe qué sucede. Estamos trabajando en denuncias de estos temas, así como también la utilización de menores para la mendicidad en a vía pública. Hay que ayudar a la gente. Hay que hacer política de contención social. Pero no hay que permitir la explotación de discapacitados y ni de menores».

Qué opinas?

Artículos relacionados
ActualidadPaís

Interpol emitió una alerta por Loan, lo busca el Ejército y ofrecieron una recompensa de $5 millones

ActualidadCiudad

Día del Orgullo: La sanlorencina Charo del Mar participará del gran evento que se desarrollará en Rosario

ActualidadRegión

Milei viajará a Rosario para participar de los festejos por el Día de la Bandera

ActualidadEconomía

Día del Padre: A pesar de las promociones, las ventas cayeron más del 10% frente al año pasado