ActualidadPolicialesRegión

Quiénes son Brisa y “Pinky”, la pareja que se casó antes del triple crimen de Ibarlucea

Los protagonistas del casamiento a la que asistieron las víctimas antes de ser ejecutados están procesados en una causa por narcotráfico: ella cumplía prisión domiciliaria y él había sido excarcelado. Pidieron su detención.

Esteban Enrique Rocha, alias “Pinky”, y Brisa Milagros Leguizamón Ferreyra conforman la pareja que este fin de semana celebró su boda en un salón de eventos de un barrio en la localidad de Ibarlucea, a media hora de Rosario. Pasadas las 4 de la mañana del sábado, cuando ya había terminado el evento, dos invitados, un hombre de 35 años, su mujer de 38 y la hija de un año de ambos, fueron emboscados y ejecutados.

El contexto y la forma en la que ocurrió el triple crimen refuerzan la hipótesis de un golpe con el sello del sicariato y el negocio de la droga: Rocha y Leguizamón, los protagonistas del casamiento que terminó de forma sangrienta, están procesados en una causa por narcotráfico.

Según pudo confirmar Infobae, tras la trascendencia pública que tuvo el ataque homicida, en las últimas horas la Justicia Federal pidió la detención de Brisa Leguizamón Ferreyra a Gendarmería Nacional y citó a «Pinky» a dar explicaciones este lunes al mediodía ante el Ministerio Público Fiscal (MPF).

Ambos están sospechados de integrar la banda de la narcotraficante Olga “Tata” Medina, condenada en junio de 2020 a cinco años de prisión por comercialización de drogas. El juez federal Carlos Vera Barros los acusó formalmente de “integrar una organización dedicada al traslado, acopio, fraccionamiento y comercialización de estupefacientes” dentro de una estructura que funcionaría al menos desde abril de 2016 con especial influencia en el barrio La Cerámica, La Florida y Parque Casas.

Leguizamón había sido beneficiada recientemente en esta causa con prisión domiciliaria, por tener niños pequeños a su cuidado, que debía cumplir en un domicilio de la calle Rueda al 200 bis, en la zona sur de Rosario, aunque en su documentación figura su domicilio en Asunción al 5500, en la ciudad de Granadero Baigorria.

Rocha, en tanto, había sido excarcelado hace casi un año por la Cámara Federal de Casación Penal porteña.En ese fallo, en abril de 2021, los jueces de la Sala 4 anularon la decisión de la Cámara de Apelaciones de Rosario que había ratificado la prisión preventiva en el marco de su procesamiento y el de su pareja como responsables de la comercialización al menudeo de la droga. Así, ”Pinky” espera en libertad el juicio en su contra previsto para el mes próximo.

La ajustada situación procesal de la pareja no les impidió celebrar el viernes por la noche una lujosa boda con más de 300 invitados. Los investigadores intentan confirmar también por estas horas la presencia en la fiesta de invitados relacionados con la familia Cantero, jefes de “Los Monos”.

El evento celebrado en el barrio Campos de Ibarlucea tuvo una “previa” para los más íntimos en un sector inmobiliario exclusivo sobre la costanera rosarina conocido como Puerto Norte y contó luego con la presencia de la agrupación de cumbia “Chanchi y los Auténticos” y el cantante Sergio Torres.

Tras la boda, minutos después de las 4 de la mañana, las tres víctimas -Iván Maximiliano Giménez, de 35 años, su pareja Erica Vanesa Romero, de 37, y Elena, la hija de ambos de apenas un año- se retiraron a bordo de un Audi TT blanco que era conducido por Giménez y que en la Ruta 34 fue interceptado por otro vehículo, una camioneta Volkswagen Amarok blanca, desde la cual los atacaron con una lluvia de balas.

Los dos fueron trasladados por otro invitado de la fiesta al hospital Eva Perón, en Granadero Baigorria, donde se constató que habían muerto: Giménez recibió 10 balazos calibre 9 milímetros en el cuerpo y su hija Elena al menos 6. En el lugar del ataque la Policía Científica secuestró nueve vainas servidas de calibre 9mm.

Si bien una primera versión indicaba que Romero se había trasladado junto a ellos al hospital, otros testimonios indican que tras la balacera la mujer simplemente desapareció.

Alrededor de las 5 de la mañana, vecinos del barrio Espinillo alertaron que en un camino rural a unas 35 cuadras del salón de eventos había un auto en llamas: se trataba del Audi TT de las víctimas y en su interior fue encontrado el cadáver de una mujer. El cuerpo fue enviado al Instituto Médico Legal de Rosario (IML) para confirmar su identificación, pero fuentes judiciales indican que se trataría de Romero.

Uno de los puntos que intentan esclarecer los investigadores es si los sicarios aprovecharon el momento del ataque para secuestrar a la mujer, si Romero también murió acribillada en el momento o si la interceptaron cuando intentó escoltar el auto que trasladaba a su pareja y su hija al hospital.

Según confirmaron fuentes judiciales a este medio, en las últimas horas se presentó en sede de Fiscalía un joven de 19 años que aportó datos sobre del cuerpo de la mujer y están siendo corroborados por los investigadores. Varios invitados también desfilaron este domingo el Centro de Justicia Penal para aportar su versión de los hechos. Muchos incluso se presentaron espontáneamente.

La investigación del triple crimen está en manos del fiscal Gastón Ávila, de la Unidad de Homicidios Dolosos y la Agencia de Investigación Criminal, que este lunes desde las 10 h brindará una conferencia de prensa y aportará detalles sobre la investigación. Fuentes del caso estiman que Brisa se entregaría en el curso del lunes.

Por lo pronto, qué liga a Brisa y «Pinky» con el triple crimen y por qué mataron a Giménez y su familia continúa siendo un misterio.

Infobae

Qué opinas?

Artículos relacionados
ActualidadCiudadJudiciales

Separaron de su cargo al policía acusado de abusar sexualmente de una menor

ActualidadPoliciales

Robó en Puerto San Martín y su madre entregó el botín a la policía

ActualidadRegión

Picnic nocturno en Fuentes: los vecinos disfrutaron de una verdadera fiesta

ActualidadCiudad

Otra exitosa jornada de castración masiva de perros y gatos se desarrolló en San Lorenzo