GéneroPortada

Piden investigar al ex marido de Paula Perassi

La abogada Narela Sirio, detrás Gabriel Strumia y Roxana Mitchl

La defensa de Strumia y Mitchl  presentó dos escritos ante la Fiscalía Regional y en la sede en San Lorenzo que investiguen a Rodolfo Ortiz de Elguea quien vio a Paula Perassi por última vez el 18 de septiembre de 2011 a quien consideran que mintió en sus declaraciones.

Rodolfo Ortiz de Elguea fue el último que vio a Paula Perassi con vida aquel 18 de septiembre de 2011, minutos antes de su desaparición. Tras ocho años, dos juicios y mientras se desarrolla la revisión del fallo que absolvió a los nueve acusados, la defensa de Gabriel Strumia y Roxana Mitchl presentaron un recurso ante la Fiscalía de San Lorenzo para que investigue al ex marido de la mujer sanlorencina.

Esto fue planteado ante el tribunal que revisa el fallo que absolvió el pasado 2 de mayo a los cuatro civiles y a los cinco policías durante la contestación a los agravios que hizo la fiscalía, a la resolución de la cámara en primera instancia compuesta por los jueces Strólogo-Campos y Minetti.

Los abogados Narela y Fernando Sirio, cuestionaron la investigación que hicieron el fiscal Román Moscetta, el juez Eduardo Filocco y posteriormente el fiscal Donato Trotta. Es que, según el planteo de los letrados, nunca se investigó a Ortiz de Elguea, quien fue el último en ver a Paula Perassi con vida, cuando salió de su casa cerca de las 20.46 horas con una cartera pero solo con lo puesto y que la teoría del caso,  se centró exclusivamente en el amante de la mujer, Gabriel Strumia, con quien tenía una relación extramatrimonial y de quien estaba embarazada de seis semanas, según pudo confirmarse en el juicio que se desarrolló en el mes de abril.

“Teníamos el convencimiento de la falta de investigación a Rodolfo Ortiz de Elguea e hicimos planteos al respecto antes, durante y después de la absolución en la fiscalía de San Lorenzo”, sostuvo el abogado Fernando Sirio ante el tribunal, mientras que su codefensora Narela Sirio confirmó a Pregón que se realizaron dos presentaciones, la primera el pasado 3 de junio ante la Fiscalía Regional de Rosario y una segunda, el 11 de septiembre ante la Fiscalía Regional y la de San Lorenzo.

Tanto el fiscal regional Patricio Serjal como el Dr. Leandro Lucente de la Fiscalía de San Lorenzo coincidieron en que es competencia del Dr. Donato Trotta que es quien lleva adelante la investigación.

Las sospechas sobre el ex marido

Rodolfo Ortiz de Elguea es la última persona que vio con vida a Paula, además de los hijos del matrimonio, Lucas y Agustín, que en el año 2011 tenían 2 y 5 años. El hombre, contó en el juicio que ese día Paula lo llamó 18.30 horas para decirle que se iba al supermercado chino; que luego la vio llegar con las bolsas de las compras, que más tarde cenaron, que el bañó a los chicos, que se acostó con el más pequeño y que su mujer salió a buscar la tarea de uno de los hijos a la casa de una mujer de nombre Natalia.

También se supo en el juicio que ese día a las 18.30 horas, hay una extracción de 500 pesos en el banco Santander Río, y según relató Ortiz de Elguea, quien aportó el ticket, la tarjeta la usaba Paula.  Además, el hombre señaló ante el tribunal que convivían pero que no tenían relaciones desde hace un tiempo. La defensa advirtió que el ex marido cambió la declaración, cuando supo que Paula Perassi estaba embarazada de seis semanas.

La defensa planteó, que Paula Perassi le tenía miedo a su ex marido, de acuerdo a los chats en Facebook que mantenía con su amigo José Luis Freijomil: “el 24 de agosto dijo que tenía miedo de separarse de Rodolfo Ortiz de Elguea. Paula Perassi le tenía miedo a Ortiz de Elguea y no a Gabriel Strumia”, señaló Narela Sirio y describió una conversación entre la mujer y Freiomill en la cual ella le cuenta que llegó el día en que le iba a plantear la separación a su esposo.

El 16 de septiembre, dos días antes de la desaparición de Paula, ocurrió una discusión en la casa que ambos compartían en calle Entre Ríos al 700 porque Rodolfo encontró un celular distinto al que usaba Paula. El hombre declaró que encontró un móvil con tapita entre los juguetes de los chicos y que le preguntó a Paula si lo estaba engañando.

Sin embargo, esta teoría fue contestada por la fiscalía, advirtiendo que de la conversación con Freijomill se desprende que el miedo no era hacia lo que podría hacerle su ex marido, sino a la situación de separarse con dos hijos.

Desde el primer momento se sospechaba sobre Ortiz de Elguea y concretamente dice el testigo Cardozo (Nota de autor Carlos César Cardozo quien se desempeñaba en AUE) entre las medidas que el juez no hizo lugar, se encontraban aquellas tendientes a develar que pasaba en el seno familiar de Paula Perassi y no se pudo develar que pasaba en esa casa.”, expresó el Dr. Fernando Sirio, quien añadió:

“El planteo fue que en el juicio Ortiz de Elguea viene a declarar que antes de la desaparición hace nueve meses o un año que dormían en camas separadas y que esa manifestación esta defensa le marcó una contradicción porque en una declaración que hizo en septiembre dijo que hacía dos meses y cuando esta defensa le pidió que explicara dicha contradicción, no tuvo respuesta. Cambia su declaración cuando se entera del embarazo de Paula Perassi”.

“Sobre el teléfono oculto (que utilizaba Paula para comunicarse con Strumia) cuando la fiscalía le preguntó si sabía de la existencia de ese teléfono, este contestó que no, pero ante la pregunta de la fiscalía este minimizó diciendo que era un teléfono que le había dado su hermana. Ante esta defensa debió admitir que el viernes 16 de septiembre es cuando encontró el teléfono que generó una discusión con Paula, no por el celular, sino porque él le preguntó si lo estaba engañando y ahí se produjo un retruque que empezó ese 16, que continuó el sábado 17. Paula lo llama y le enrostra de cómo iba a pensar el que lo estaba engañando y le preguntó si le había revisado el celular y si le había leído algún mensaje y ese fin de semana fue que Ortiz de Elguea advierte que era engañado”, explicó el letrado.

Por último, Sirio mencionó que Ortiz de Elguea en el juicio declaró que la noche de la desaparición de Paula realizó varios llamados, entre las 2:30 h y 3:00 h a sanatorios y hospitales: “La misma fiscalía reconoció que hubo un solo llamado a las 6.20 h  de la mañana y a las 8.30 se comunica con su cuñada. Mintió porque dijo que hizo un montón de llamados y sólo realizó uno de 38 segundos, concluyó Sirio.

Sin embargo, la fiscal Irribarren había señalado previamente ante el tribunal exhibiendo un gráfico de llamadas, que a Ortiz de Elguea se le hizo la misma intervención telefónica que a Gabriel Strumia:” no se allanó el domicilio porque él permitió el  ingreso y si no se le tomó declaración a un chico de seis años fue porque había un informe psicológico que lo desaconsejó” objetó la fiscal quien añadió:

“Debemos comparar las actitudes de Ortiz de Elguea y de Strumia, quienes mantenían una relación sentimental con Paula, y podemos sacar una conclusión sobre quien quería encontrar a Paula. Analizando el listado de ingreso y egreso de llamadas podemos decir que el ex marido de Paula, la noche del 18 de septiembre, empezó a las 4:04 h a llamarla y ese día le hizo 150 llamadas hasta las 23.51 h y a las seis de la mañana llama a la hermana de Paula para decirle que no había vuelto a dormir. Y los días siguientes siguió llamando e intentó comunicarse con Paula”

Qué opinas?

Artículos relacionados
ActualidadCiudadPortada

Esta tarde comienzan las actividades para conmemorar el 210° aniversario del histórico combate

ActualidadPortada

Volcó un camión con acoplado en la autopista

ActualidadPolicialesPortada

Investigan a policía acusado de violar a su compañera mientras otro filmó y lo viralizó a otros colegas

ActualidadCiudadPortada

La Municipalidad habilitó un predio para grandes eventos en la zona oeste de San Lorenzo