Actualidad

Monóxido de carbono: Cuáles son los peligros y cómo prevenirlos

Con la llegada de las bajas temperaturas y los primeros días fríos, también comienzan a crecer los casos de intoxicación por monóxido de carbono, una problemática que genera más de 200 muertes cada año en Argentina.

Si bien se registra, en promedio, un caso cada 44 horas, este «asesino silencioso» solo aparece en el debate público cuando se cobra una víctima conocida.  En 2018, la periodista Lucía Trotz y el asesor del Ministerio de Transporte de la Nación Miguel Bomchil, fallecieron por monóxido de carbono.
En un reciente caso, seis miembros de una familia brasileña que se fue de vacaciones Chile perdieron la vida por esta causa, dado que el departamento que habían alquilado tenía pérdidas de gas.

El monóxido de carbono es un gas inodoro, incoloro, inflamable y altamente tóxico, que se produce cuando se queman materiales combustibles como gas, gasolina, kerosene, carbón, petróleo, o madera. En invierno, son usuales los accidentes cuando no hay correctas instalaciones de calefacción y se encienden estufas u hornallas de la cocina o braseros y salamandras en ambientes cerrados.

¿Cómo evitar la intoxicación?

El monóxido de carbono es la combustión completa de material orgánico, esto quiere decir que un termotanque o una estufa eléctrica no van a dar una intoxicación por monóxido de carbono, para eso tiene que haber combustión, tiene que haber fuego,con una salida deficiente al exterior de los gases que son tóxicos, por eso se produce la intoxicación: cuando la combustión es incompleta, cuando la llama no es azul enteramente como tiene que serlo, hay una combustión que está funcionando mal y esto hace que se produzca un gas que no tiene olor ni color, con el que uno pueda identificarlo.

«Se identifica a partir de los síntomas», explicó la médica toxicóloga Silvia Cortese.
La especialista agregó que «siempre se piensa en la intoxicación por monóxido de carbono como en alguien con un brasero, en una situación de extrema pobreza pero no es así: la mayoría son casos de calefones en mal funcionamiento o termotanques; o sistemas de calderas que no tienen la adecuada instalación».

Cortese se refirió a la sintomatología que presentan aquellas personas intoxicadas por monóxido de carbono, que muchas veces generan confusión o se adjudican a otros problemas: «Si los mismos integrantes de una familia presentan náuseas o vómitos; lo más seguro es que se crea que se intoxicaron por haber comido un producto en mal estado durante la cena. La intoxicación por monóxido de carbono suele subdiagnosticarse», sostuvo.

Síntomas de una posible intoxicación con monóxido de carbono:

  • Sensación de mareo
  • Cierta inestabilidad
  • Dolor de cabeza
  • Naúseas
  • Vómitos
  • Pérdida de conocimiento
  • Convulsiones
  • Muerte

Qué hacer para evitar intoxicaciones con monóxido de carbono:

  • Verificar que la llama de los artefactos sea azul. Si es de otro color (amarillo o anaranjado), el aparato funciona en forma defectuosa y produce cantidades anormales de monóxido de carbono. Comunicarse enseguida con un profesional.
  • Mantener siempre ventilados los ambientes: con una ventana abierta a 5/10 centímetros.
  • Evitar calefaccionar el ambiente con el horno o las hornallas de la cocina.
  • Intentar en lo posible no instalar el calefón en el baño. Si está allí, asesorarse para reubicarlo.
  • Antes de acostarse, apagar las estufas y sacar los braseros de su casa.
  • Si no son artefactos con tiro balanceado, que se ve que tiene la salida al exterior, deben ser apagadas de noche.
  • Hacer revisar por un gasista matriculado la salida al exterior de calefones y estufas al menos una vez al año.
  • Realizar todas las instalaciones de gas, la colocación de artefactos y su reparación con un gasista matriculado
  • No encender motores a combustión en lugares cerrados (autos, grupos electrógenos, motosierras, etc.).

Cifras en aumento.

«Las cifras de muerte por esta causa es de 200 personas en el país. El tema también es todos aquellos que quedan con deterioros y que no se cuentan, porque la intoxicación puede causar consecuencias neurológicas o cardiológicas severas. Por eso es muy importante, ante los primeros síntomas, trasladarse a un centro de salud porque esa persona tiene que recibir oxígeno durante un determinado tiempo -depende del cuadro- y hacer chequeos posteriores», concluyó la profesional.

Fuente: Perfil

Qué opinas?

Artículos relacionados
ActualidadRegión

De Grandis recibió al rector de la UNR Bartolacci y ultiman detalles para la gran inauguración del Polo Educativo Regional

ActualidadCiudadPortada

Con izamientos y diferentes homenajes, San Lorenzo conmemora el 210º aniversario del histórico combate

ActualidadProvincia

Confirmaron diez casos de dengue en la provincia de Santa Fe

ActualidadRegión

Puerto lanza una campaña de detección precoz de diabetes