Ciudad

Marinovich: “Preferimos fundirnos pero a la gente la vamos a seguir asistiendo”

Escribe Ricardo Fernández 

En diálogo con Pregón, el Dr. Sergio Marinovich, Presidente de la Asociación de Prestadores de Diálisis y Trasplantes de la Provincia de Santa Fe brindó un panorama de la situación actual de los prestadores de diálisis en el marco de la situación económica que atraviesa nuestro país.

Desde 2013, los prestadores de diálisis vienen llevando una lucha constante para poder sostener servicios de diálisis crónica, mantener las fuentes de trabajo y  dar calidad de vida a sus pacientes. El gobierno nacional a través de Incluir Salud (ex –PROFE) no pagan en tiempo y forma y no se actualizan los costos de las prestaciones, lo cual deteriora la calidad del servicio indispensable para los pacientes.

Esto, sumado a que la mayoría de los insumos primarios para las realizaciones de las diálisis están dolarizados (por ser importados), lleva a los prestadores a un desfinanciamiento que pone en riesgo la continuidad de los servicios.

“En cuanto a los insumos que utilizamos, por estos días y en algunos casos nos lo dan con pago contra entrega y a cotización dólar. En otros casos, no venden. Algunos de nuestros proveedores de insumos también son competencia nuestra porque realizan prestación de diálisis. El punto es que el mismo gobierno aumenta las condiciones de una competencia desigual, debido al aumento del dólar y el diferimiento de los pagos que es cada vez mayor” explicó Marinovich.

Como una síntesis de la realidad en nuestra zona, el titular del Instituto de Nefrología y Diálisis de San Lorenzo explicó:   “Este problema se repite en todo el país y como ya dijimos, la prestación se está resintiendo drásticamente. Como expresamos a fines del año pasado, iba a haber problemas con los servicios y dos prestadores ya cerraron sus puertas en Venado Tuerto y Esperanza. Con el retraso de los pagos de Incluir Salud, algunas facturas impagas se remontan a agosto de 2017, por lo que se hace imposible ingresar nuevos pacientes de esa obra social a partir del 1º de septiembre. En el caso de la Provincia, de los 300 pacientes de Incluir Salud, 251 se brindan en centros privados y 49 en los únicos dos hospitales que cubren la práctica: 45 en el Centenario y 4 en el Clemente Álvarez.”

“También debemos ser responsables y llevar tranquilidad a aquellos que ya se está dializando porque no suspenderemos ningún tratamiento a los pacientes de Incluir Salud que tenemos en nuestros Centros  y se los seguirá asistiendo hasta que no podamos sostener los Centros, si siguen sin pagar. Preferimos fundirnos pero a la gente la vamos a seguir asistiendo. Aunque ello sería absolutamente malo y totalmente injusto. Mucha gente cree que el problema de los pacientes se soluciona con un trasplante. No todos los pacientes están en condiciones de ser trasplantados y para llegar a eso tiene que tener una buena diálisis porque si no también va a ser deficiente el trasplante. La provincia de Santa Fe, a través de la ministra Andrea Uboldi está tratando de ayudarnos y esperemos que esto llegue a buen resultado”, relató Marinovich

El médico indicó que desde la Confederación Argentina de Diálisis de la República Argentina (Cadra), están manteniendo constantes contacto y conversaciones con interlocutores que a veces van cambiando y aseguró que en este momento han mejorado los protagonistas para el diálogo. “No estamos pidiendo plata, estamos pidiendo mantener los servicios de diálisis como históricamente lo hemos hechos, sostener los puestos de trabajo y dar mejor calidad de vida a nuestros pacientes”,  finalizó Marinovich.

 

Qué opinas?

Artículos relacionados
ActualidadCiudadGremiales

Por el impuesto a las ganancias peligra la producción de caucho y estireno

ActualidadCiudadGremiales

El SITRAM realizará una nueva jorada de exámenes cardiológicos

ActualidadCiudadPoliciales

Detuvieron a un hombre que se lastimó por intentar robar en la escuela Nº 218

ActualidadCiudadJudicialesPortada

Comienza el juicio contra el hombre que habría abusado sexualmente de su hija entre sus 6 y 8 años