ActualidadJudiciales

Llega a su fin el juicio oral de abuso sexual infantil a un niño de 12 años

El tío de la víctima, está imputado por haber abusado sexualmente en una ocasión en la casa de sus abuelos en Puerto General San Martín. El fiscal pidió 10 años de prisión.

Esta mañana se realizaron los alegatos de clausura del juicio oral donde Lucas Simon D., está imputado por abuso sexual con acceso carnal contra su sobrino de 12 años, ocurrido en Puerto General San Martín a fines de 2018.

El fiscal Leandro Lucente, inició su exposición ante el Juez Juan José Tutau poniendo en contexto el hecho: «Como la gran mayoría de los abusos sexuales de menores, este abuso se dio en un contexto intrafamiliar. La víctima a sus 12 años fue abusado por su tío, el hermano de su papá y también como suele ocurrir en estos casos, al principio tomó silencio, hasta que la esposa de su papá le dio el espacio y la confianza suficiente para hablar, y a partir de ahí una bomba explotó en el seno de la familia. Su papá nunca dudó de lo que decía su hijo y fue a hacer la denuncia».

«De los dichos del propio menor basta escucharlo y verlo para darse cuenta que dice la verdad, y que esa verdad le genera angustia, asco y vergüenza. Resulta evidente de que hay una parte del hecho sobre la que él no puede o no quiere hablar, y es la parte que tanto le preocupa a su padre. Un padre que tuvo que aceptar que su propio hermano, abusó de su hijo, y a los abuelos que tienen que aceptar que su propio hijo abusó de su nieto», expresó el fiscal.

Durante los días del debate oral, pasaron varios testigos, entre ellos una pediatra, la novia del imputado, el padre de la víctima y su esposa; una médica forense reconocida quienes brindaron detalles de lo ocurrido.

Una reconocida médica forense, ahora jubilada, expresó en un informe que el nene presentaba cuatro indicadores de maniobras abusivas de antigua data, asociadas a intento de acceso carnal y que constató lesiones que podrían referir a más de un hecho aislado. El delito está enmarcado dentro del artículo n° 119 del código penal que señala que «el que abusare sexualmente de una persona cuando ésta fuera menor de trece años o cuando mediare violencia, amenaza, abuso coactivo o intimidatorio de una relación de dependencia, de autoridad, o de poder, o aprovechándose de que la víctima por cualquier causa no haya podido consentir libremente la acción.

Una psicóloga que entrevistó a la víctima informó que el menor no presenta ninguna alteración a nivel psicológico ni cognitivo, pero pudo apreciar que fue muy difícil durante la entrevista poder tener del relato de la víctima el relato preciso que sintió que era tocado por su tío con su miembro: «Cuando nombra a su tío, se angustia, rompe en llanto, se tapa la cara, y la negación como un mecanismo de defensa, ante una situación que le resulta difícil o imposible de soportar» agregó Lucente.

Para Lucente el propio relato del chico sumado a las evidencias físicas y de los informes resultan más que suficientes para acreditar el hecho.» No hubo una confusión, incluso la propia pareja del imputado declaró que Lucas, era de salir y volver tarde y borracho, y que eso significaba un problema, para ella y para el resto, quizás por ello ella dormía en una habitación en el piso y esa noche Lucas no se acostó con ella, sino con su sobrino de 12 años, y expresó que el menor se levantó con los calzoncillos bajos», expuso el fiscal.

De acuerdo a las palabras del funcionario del Ministerio Público de la Acusación, el nene pudo hablarlo tarde porque se trataba de su propio tío: «esta situación es abuso infantil intrafamiliar» y aseveró que no es fácil para un niño o niña hablar de lo que viven, contarlo ante un tercero y que a veces no toman conciencia de lo vivido hasta tiempo después, incluso muchas veces es difícil que el relato sea aceptado en el seno familiar.

Por lo expuesto el fiscal solicitó diez años de prisión de ejecución efectiva.

Al momento de la exposición de la defensa, los abogados José Rodríguez y Andrés Rodríguez expresaron que su entorno familiar lo apoyó en su relato en todo momento, como también la pediatra; la médica forense y en la entrevista en cámara gesell. Para la defensa del imputado, se desprende del relato del menor que se trató de un único hecho, y que no existió un intento de penetración, por lo que quedaría fuera del delito de abuso sexual agravado.

También indicó la defensa que el informe de la médica forense observa que nunca habla de un abuso sexual consumado. Además el Dr. Rodríguez indicó que el niño jamás relató que esto haya ocurrido en reiteradas ocasiones. En consecuencia, solicitaron la absolución del imputado.

La lectura de sentencia está prevista para el próximo viernes 27 de noviembre, cuando el juez Juan José Tutau dictaminará si Lucas David S., es culpable o no por el delito de abuso sexual.

Qué opinas?

Artículos relacionados
ActualidadPoliciales

Una pareja intentó usurpar la vivienda de una abuela

ActualidadJudicialesPolicialesPortada

Capitán Bermúdez: Balearon a joven rosarino en la puerta del boliche Mora

ActualidadCiudadDeportesInternacionalPortadaRegión

Torneo de la LPF 2023: Espaldas anchas para jugar en tierra de Campeones

ActualidadProvinciaRegión

Falsos audios virales: en la provincia no se registran casos de infección por Salmonella o Shigella