Actualidad

La Unidad Regional XVII emite recomendaciones para prevenir estafas telefónicas

Con el objetivo de que los vecinos no se vean sorptendidos en su buena fe, la Unidad Regional XVII brinda recomendaciones a tener en cuenta ante las estafas perpetradas por teléfono.
Los timadores dirán cualquier cosa para engañar a la gente y sacarle dinero. Algunos parecen muy amigables —se dirigen a usted por su nombre, charlan un poco, y le preguntan por su familia; otros no tanto, todo lo contrario, son agresivos a la hora de solicitar la entrega del dinero, manifestando tener secuestrado a un familiar, hijo o amigo; o fingir que les causan torturas a los mismos. Pueden decir que trabajan para una compañía en la que usted confía, o pueden enviar correspondencia o publicar anuncios para tratar de convencerlo a usted de que los llame a ellos. (Ejemplo: avisos en clasificados de diarios reconocidos, donde otorgan de créditos en el acto)
Si recibe una llamada de un desconocido que está tratando de venderle algo que no había planeado comprar, diga “no, gracias” Y si lo presionan para que dé su información personal —como su número de tarjeta de crédito o clave de cajero, etc. — probablemente se trate de una estafa.

SIGNOS DE UNA ESTAFA
A menudo, los estafadores que operan por teléfono no quieren darle tiempo para pensar; lo único que les importa es que usted diga “sí”. Pero algunos son tan astutos que aunque usted les pida más información, parecen contentos y dispuestos a cumplir con su pedido. Pueden dirigirlo a un sitio web o enviarle información con comentarios de “clientes satisfechos”. Es probable que estos clientes, más conocidos como ganchos, sean tan falsos como sus elogios sobre la compañía. Veamos algunas banderas rojas de alerta que lo pueden ayudar a detectar las estafas de telemercadeo. Si escucha algo que suena parecido a las frases de esta lista, diga “no, gracias”, cuelgue.

• Usted ha sido especialmente seleccionado (para esta oferta).
• Si usted compra nuestro producto recibirá una bonificación o premio gratis.
• Usted se ha ganado uno de los cinco valiosos premios.
• Usted se ha ganado una importante cantidad de dinero en un sorteo de lotería.
• Esta es una inversión de bajo riesgo y le ofrece un rendimiento más alto que cualquier otra inversión.
• Usted tiene que decidirse inmediatamente.
• ¿Confía en mí, verdad?
• No es necesario que verifique la reputación de nuestra compañía con nadie.
• Aplicaremos los cargos de envío y despacho a su tarjeta de crédito.

QUE ARDID UTILIZAN
Los estafadores usan: falsos secuestros, accidentes de tránsito, y torturas de familiares, hijos o amigos, premios, productos o servicios exagerados —o incluso falsos— como carnada para que usted muerda el anzuelo. Algunos pueden llamarlo, pero otros le enviarán cartas, mensajes de texto o publicarán anuncios para que usted los llame a ellos para averiguar más detalles. Veamos algunos ejemplos del tipo de “ofrecimientos” que podría recibir:
• Falsos secuestros, accidentes de tránsito, y torturas de familiares, hijos o amigos.
Las características son: en horarios nocturnos entre las 01:00 hs. y 0500 hs, para tomar a la gente desprevenida, manifiestan tener a algún integrante de la familia secuestrado e infligiéndole torturas; solicitan grandes sumas de dinero para supuestamente luego liberarlos.

• Créditos y préstamos. Los préstamos con cargo adelantado, préstamos de día de pago, protección de tarjeta de crédito y los ofrecimientos para reducir las tasas de interés de su tarjeta de crédito son tretas muy populares, especialmente durante una crisis económica.
• Paquetes de viajes. Las vacaciones “gratuitas” o de “bajo costo” pueden terminar costándole caro debido a los cargos ocultos. Algunas de estas vacaciones nunca se concretan, incluso después de que haya pagado.
• Oportunidades de negocio y de inversión falsa o muy exagerada. Los promotores de estas estafas han ganado millones de dólares. Los estafadores se basan en que las inversiones suelen ser complicadas, y que por lo tanto, muchas personas no investigan la inversión.
• Causas caritativas. Los pedidos urgentes de donaciones para ayudar a las víctimas de desastres recientes son especialmente comunes por teléfono.
• Loterías extranjeras con grandes probabilidades de ganar premios importantes. Estos ofrecimientos son contrarios a la ley que prohíbe la venta o compra transfronteriza de billetes de lotería por teléfono o por correo. Lo que es peor, tal vez nunca vea un boleto.
• Garantías extendidas para autos. Los estafadores averiguan qué tipo de carro tiene y cuándo lo compró para poder presionarlo para que pague por planes demasiado caros —o que no sirven.
• Ofrecimientos de pruebas “gratis”. Algunas compañías usan el sistema de pruebas gratuitas para que usted acepte registrarse para comprar productos —en ocasiones montones de productos— que pueden costarle un montón de dinero que le irán facturando todos los meses hasta que usted cancele.

A QUIÉNES LLAMAN LOS ESTAFADORES
Cualquier persona puede recibir llamadas de estafadores. El fraude nos afecta a todos y no se limita a una raza, etnia, género, edad, nivel de estudios o de ingresos en particular. Dicho esto, hay algunas estafas que parecen estar dirigidas a determinados grupos. Por ejemplo, pueden afectar más a la gente mayor porque las personas que llaman dan por supuesto que esta gente vive sola, tiene algo de dinero guardado o puede ser más educada con los extraños.

«He recibido amenazas de éste número»
Por ejemplo, la persona puede recibir una llamada a su teléfono donde le dicen: «he recibido desde su teléfono amenazas, llamadas insultantes o extorsivas», lo cual evidentemente no existió.
En ese caso no de ninguna respuesta, no trate de justificar que desde su número no se hizo ninguna llamada y no de información sobre su vida, horarios, costumbres, trabajo o familia.
Es casi seguro que a los pocos días recibirá otra llamada de personas inescrupulosas diciéndole «sabemos quién es usted, qué hace, dónde trabaja, etc.». Luego lo amenazarán, le exigirán que marque un número, cargue un celular o le pedirán dinero.

«Un familiar sufrió un accidente»
Otra de las modalidades es que usted puede recibir un llamado al teléfono fijo o celular en dónde le informan «que un familiar suyo sufrió un accidente»; o “que lo tienen secuestrado e infringiéndole torturas”.
Si esto le ocurre trate de manejar la angustia y la confusión que esta noticia le provoca. Serénese. No responda a ningún tipo de pregunta ni brinde información suya, de su familia, horarios, domicilio, etcétera.
Y después haga usted estos interrogantes: apellido y nombre del que llama, a qué institución pertenece, número del teléfono que llaman y lugar del accidente.
Se recomienda calmarse y buscar contactarse por otra vía con la persona que supuestamente está secuestrada. Llame a la policía e informe la situación.

“Secuestro y rescate”
Una de las estafas telefónicas que produce gran temor es el falso secuestro, en que el delincuente llama a la víctima y le dice que tiene a un familiar directo secuestrado. Para hacer más creíble el secuestro, usan audios grabados de menores llorando. Si recibes una llamada de este tipo desconfíe. Se recomienda calmarse y buscar contactarse por otra vía con la persona que supuestamente está secuestrada. Llame a la policía e informe la situación.

No acepte llamados de personas extrañas
Las personas que llaman invocan pertenecer a organismos policiales u hospitalarios: cerciórese llamando al Organismo policial o de salud. Y recuerde que el robo de celulares implica que los delincuentes utilizan todos los contactos para llamar y extorsionar.
Por eso el extravío o robo del celular es importante comunicarlo a familiares y amigos para no ser víctima de embaucadores. No acepte llamados que se realizan desde los Institutos Penitenciarios.

«Usted ganó un premio»
La cuarta modalidad consiste en llamarlo y decirle que ha ganado un premio que puede ser un auto, un electrodoméstico, un viaje, etcétera.
Ante esta situación no responda al pedido de dar sus datos personales tales como apellido, domicilio, documento, número de tarjeta de crédito o de caja de ahorro.

Consejos para evitar ser víctima de una estafa telefónica
> Eduque a su entorno
> No entregue información privada a extraños.
> Instruya a los niños para que no entreguen información cuando llamen por teléfono y pregunten por la dueña de casa.
> Si interactúa en redes sociales como Facebook, mantenga su perfil en modo privado.
> Mantenga una comunicación constante con sus familiares y seres queridos.
> Si recibe una llamada telefónica, mantenga la calma. Cuelgue el teléfono e intente comunicarse al familiar que le mencionan.
> Desconfíe de una llamada de este tipo. No es normal que policías o médicos lo llamen para pedirle dinero, por lo que posiblemente se trate de una llamada falsa.
> La información bancaria (claves en especial) es personal y no debe compartirse con ninguna persona. Si se sospecha que alguien conoce la contraseña o por alguna razón se ha revelado la contraseña a otra persona, es importante cambiar la clave de inmediato a través de la red de cajeros automáticos o por la banca por internet, según lo que resulte más práctico.

En todos los casos, trate de hacer la denuncia policial e informar el hecho al 911.

Qué opinas?

Artículos relacionados
ActualidadRegión

Puerto lanza una campaña de detección precoz de diabetes

ActualidadEconomíaPaís

El Gobierno lanzó el billete de 2000 pesos

ActualidadCiudadPortada

Con inversión municipal, San Lorenzo recupera la planta alta del Convento San Carlos

ActualidadRegión

Puerto puso en marcha la ampliación de nuevas aulas del Centro de Capacitación Laboral