Judiciales

La familia de un hombre asesinado por su ex concubina reclama justicia

Jesús Véliz tenía 35 años, el 25 de marzo de 2017 fue asesinado en Puerto San Martín por su pareja, Julia L., quien habría confesado el crimen ante los policías. La familia reclama justicia a dos años y medio del hecho.

Este mediodía se realizó en los tribunales sanlorencinos, la audiencia preeliminar al juicio a Julia L., una mujer de 40 años, que asesinó de una puñalada en el cuello a su concubino, el 25 de marzo de 2017, en una vivienda que compartían en Juana Azurduy al 1100 de Puerto General San Martín. La audiencia se suspendió hasta septiembre por diferencias entre la fiscalía y la defensa pública de la acusada y la Jueza Griselda Strólogo resolvió posponer a una nueva fecha.

Julia, de 1.70 aproximadamente, ingresó caminando sin custodia por los pasillos de tribunales. Vestía un saco rojo, pantalón de vestir, tacos y tenía su cabello color castaño sujetado con una colita. Ingresó a la sala de audiencias junto a su abogado defensor, Franco Fosco, quien reemplazó a la dra. Marianela Pagliaretti. A pocos metros, estaban Inés, la mamá y los hermanos de Jesús Véliz, el hombre de 35 años quien murió asesinado en 2017.

La crónica policial de aquel día, cuenta que en la madrugada del 25 de marzo, aproximadamente a las cinco de la mañana, la policía encontró el cuerpo de Véliz tendido en el piso cubierto en sangre y un profundo corte en su cuello. Julia, su concubina estaba en aparente estado de ebriedad y habría admitido su culpabilidad frente a los policías, confesando que habrían tenido una discusión previa.

«Él (por Jesús) le alquilaba la casa a ella, y después se fue a vivir con mi hermano, ellos eran pareja, y una vez nos dijo que lo iba a matar, pero quien iba a pensar que lo iba a hacer; ella se peleaba con el de la nada, una vez estábamos en casa y empezó a decirle cosas a él, y después se fue y nos dijo que lo íbamos a encontrar tirado en una zanja», contó a Pregón Alexis, uno de los hermanos de la víctima.

Jesús tenía cuatro hijos, Yamila de 18 años, Enzo de  16 años, Yésica de 11 años y Micaias de 9 años. «Yo a mi hijo no pude ni tocarlo, no me pude despedir y ella sólo estuvo una semana detenida», agregó Inés , la madre de Jesús.

La mujer está imputada aunque en libertad,  por homicidio calificado por el vínculo y la fiscalía solicitó la pena a cadena perpetua: «la audiencia se suspendió nuevamente  y la jueza instó para ver si las partes pueden llegar a un acuerdo, ella ya aceptó la acusación, y manifestó que tenemos pruebas suficientes para demostrar la presunta autoría, y si bien no podemos hablar de autoría hasta que no esté la sentencia firme, tenemos elementos para sostener el juicio, pero en este nuevo sistema lo que se trata de priorizar es que haya un acuerdo entre las partes para evitar un dispendio jurisdiccional de ir a un juicio oral», señaló la fiscal Mariana Prunotto.

Sobre los casi tres años que  transcurrieron y el reclamo de la familia de la víctima que quiere ir al juicio,  el abogado de la querella Roque Perrone señaló a Pregón que: «no creo que la demora tenga que ver ni con la fiscalía ni con la defensa, es el tiempo que puede llevar un juicio de esta naturaleza por la recabación de pruebas que hay que hacer, estamos en tiempo en búsqueda de una salida alternativa que puede ser en beneficio de ambas partes».

 

 

Qué opinas?

Artículos relacionados
ActualidadJudicialesPaís

Hoy se conocerá la sentencia para los ocho rugbiers

ActualidadJudiciales

Magdalena Espósito Valenti, madre del niño, y su pareja, Abigail Páez, son culpables del crimen de Lucio Dupuy

ActualidadJudiciales

En minutos, se conocerá el veredicto por el crimen de Lucio Dupuy

ActualidadJudicialesPoliciales

Apuñaló a su tío hace dos años, cayó preso en Bermúdez y pasará dos años en prisión preventiva