ActualidadJudiciales

L-Gante le envió audios a narco que planeó ataques a Canal 3 y planeó dos homicidos

Nicolás Avalle, preso en el penal de Ezeiza, le reenvía con su celular a otro recluso en la cárcel de Coronda un audio que le mandó una prima que vive en Buenos Aires con saludos de L-Gante. “Qué onda prima, todo piola. Te deseo pronta libertad. Como vos sabés, cumbia 420 para los negros”, dice el músico trapero en el mensaje , que Avalle lo reenvía el 4 de diciembre pasado a Fernando Gómez Miqueas, que está alojado en la Unidad Penal Nº1. Avalle le manda también un segundo audio, con un trap que L-Gante canta a capela el tema “Flow Anti Rati“ que grabó Franklin West. L-Gante tiene contactos con la banda de Los Monos desde hace tiempo. En octubre de 2021, cuando realizó un recital en el estadio de Newell’s fue a visitar a Ariel Cantero al club de Pescadores, que el fundador de Los Monos tenía la concesión hasta que fue detenido en abril de 2022.

En el momento que intercambian los audios de L-Gante, que Avalle dijo que se los mandó una prima de Buenos Aires, «Pupito», como lo apodan a este narco, planea el ataque a Televisión Litoral de Rosario y otros hechos de violencia extrema, como dos homicidios. Desde la cárcel de Ezeiza, Avalle, hombre de Los Monos, recluta sicarios y “tiratiros” para todo tipo de “trabajos” violentos. Es una especie de agencia de contrataciones y de soluciones logísticas. Porque provee a los sicarios de las armas y los autos, que van a buscar a un taller de un hombre al que apodan “el chapero”.

“Escuchá, ¿querés ir a explotar ahora en Canal 3? Explotá ahora en Canal 3. Ahí como yo te dije, pero le damos bien piola. Le dejamos un cartel bien piola”, señala Avalle desde el penal de Ezeiza. “Sí, tengo todo, boludo, tengo todo. Pero hay que darle un buen metrazo. Un buen metrazo”, le explica al sicario, de una banda de jóvenes de Villa Gobernador Gálvez que hace “trabajos” para Los Monos.

El que da las órdenes es Avalle, que carga sobre sus espaldas varias causas judiciales, entre ellas, una por narcotráfico y el secuestro extorsivo del hijo de un empresario, y fue este martes uno de los destinatarios de los 20 allanamientos que se produjeron en Rosario, Villa Gobernador Gálvez y el penal de Ezeiza que fueron ordenados por los fiscales Valeria HaurigotFranco Carbone y Federico Rébola, de la unidad especializada de Balaceras.

En la investigación fue clave haber incautado en un procedimiento anterior en el penal bonaerense el teléfono celular de Avalle. Al realizar un peritaje de ese aparato, los fiscales obtuvieron información detallada sobre cómo se planeó el primer ataque al canal de televisión, que provocó una fuerte conmoción en todo el país, y repudios y reclamos que esta situación violenta se investigara por parte de las asociaciones de medios y periodistas, como ADEPA y FOPEA. En octubre pasado apareció un cartel en la puerta de otro canal, Telefe Noticias, con una amenaza directa: “Hay que matar periodistas”. Poco más de dos meses después empezaron a sucederse dos ataques a balazos y uno con bomba molotov contra Televisión Litoral, empresa donde funciona Canal 3, Radio Dos y Rosario3, entre otros medios.

“Explotá ahora en canal 3”, le dijo Avalle el 11 de diciembre a las 21.40 a uno de sus soldaditos de la banda de los Picudos, un grupo que terceriza trabajos dentro del mundo mafioso y criminal para Los Monos. La directiva que le da Avalle es “darle un buen metrazo”. Es decir, disparar con una ametralladora, que en una escucha unos días antes le encarga a un soldadito ir a buscar. “Sí, tengo todo, boludo, tengo todo. Pero hay que darle un buen metrazo. Un buen metrazo”.

Avalle también le ordenó a uno de sus sicarios que escriba un cartel con una amenaza que debe dejar después de disparar. “Escuchá, poné así: Esteban Alvarado, Morocho Mansilla y Alan y Lamparita Funes dejen de trabajar con los fiscales y la AIC (Agencia de Investigación Criminal) porque vamos a matar un policía todos los días. Con la mafia no se jode”, es el texto que le pasa el recluso desde el penal de Ezeiza a través de su celular. Esa especie de firma, “con la mafia no se jode”, es la que desde 2018 dejan ante cada ataque los grupos criminales, entre ellos, Los Monos y Alvarado.

Aire de Santa Fe

Qué opinas?

Artículos relacionados
ActualidadJudiciales

Una mujer con cáncer intimó a Swiss Medical que le retrotraigan los aumentos

ActualidadInternacionalPaís

Empresas argentinas lideradas por "Came" conquistan Brasil

ActualidadProvincia

Pullaro destacó y respaldó el programa "Asistencia Perfecta"

Actualidad

Prepagas: ¿Cómo será la devolución del excedente cobrado?