ActualidadPaísProvincia

Intendentes le pidieron a Guillermo Francos soluciones tras la quita de los subsidios al transporte público

Más de 20 intendentes se reunieron en Rosario con el ministro del Interior; uno de los planteos giró sobre coparticipar a las intendencias el impuesto al combustible.

El problema de la quita de los subsidios al transporte en el interior del país fue uno de los ejes principales de la reunión de la red federal de intendentes con el ministro del Interior, Guillermo Francos, en Rosario, donde el funcionario nacional se llevó la propuesta puntual de redistribuir en los municipios del interior del país el impuesto a los combustibles para compensar la caída de los subsidios nacionales, que hacen cada vez más complejo mantener este servicio público en las principales ciudades del interior. Francos admitió que el transporte público no puede funcionar “sin subsidios”, y aclaró que el gobierno nacional lo hace “a través de la tarjeta Sube”.

A partir de febrero, el gobierno nacional decidió eliminar el Fondo Compensador del Interior a través del cual se subsidiaban a las empresas de colectivos urbanos de las principales ciudades del interior del país. Esto provocó un incremento de tarifas mucho mayor que el que se produjo en el AMBA y en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, una asimetría que se mantiene desde hace más de una década y media. Ante ese escenario, los representantes de más de 20 ciudades del interior del país se unieron para generar mayor volumen político en sus reclamos.

Entre los que arribaron a Rosario para analizar estos temas, estuvieron los intendentes de Neuquén, Mariano Gaido; de Santa Fe, Juan Pablo Poletti; de Mendoza, Ulpiano Suárez; de Salta, Emiliano Durand; de Santiago del Estero, Norma Fuentes; de Río Gallegos, Pablo Grasso; de San Juan, Susana Laciar; de La Rioja, Armando Molina; de General Pueyrredón, Guillermo Montenegro; de Córdoba, Daniel Passerini; de Paraná, Rosario Romero, y de Posadas, Leonardo Stelatto, entre otros.

La reunión se realizó en un amplio Salón del Centro de Expresiones Contemporáneas, a la vera del río Paraná, donde el intendente de Rosario, Pablo Javkin, en su calidad de anfitrión marcó las líneas generales del encuentro. “Elaboramos un temario muy puntual que tiene que ver con la relación Nación-Municipios y con algunos temas específicos vinculados a transporte, obras y por supuesto también al aporte que podemos hacer los intendentes al pacto de mayo y a los acuerdos que permitan avanzar al país”, advirtió el funcionario.

Una de las propuestas que se aportó en el encuentro fue la posibilidad de que los municipios puedan recibir dinero a través del impuesto a los combustibles, con el objetivo de poder financiar el agujero fiscal que dejó en las ciudades la quita de los subsidios al transporte. Por ejemplo, en Rosario el boleto cuesta 700 pesos desde el 8 de marzo pasado y todavía falta cerrar la paritaria con los choferes de UTA, que aún no tiene definiciones, pero podría escalar a 1.000 pesos.

Ese planteo tiene que ver con la posibilidad de que las intendencias reciban recursos a través de un cambio legislativo para redistribuir el impuesto a los combustibles líquidos. “Todos los argentinos aportamos a este fondo cuando cargamos nafta pero acá no llega nada. En cambio, hay una proporción para el Amba (Area Metropolitana de Buenos Aires). Pediremos a Nación que nos acompañe a que el interior reciba partidas. Hay partes que van a corredores viales, y lo que se pide es que llegue esa recaudación. Ahora es cero, cuando paradójicamente cada rosarino que compra combustible aporta a este impuesto”, desgranó al diario La Capital el jefe de gabinete de Rosario Rogelio Biazzi.

A la hora de una evaluación, Francos reconoció que la financiación del transporte público, que en las provincias sufrió un duro golpe cuando el presidente Javier Milei decidió aplicarle la motosierra a los subsidios, es un “problema muy grande”. Admitió que no puede funcionar “sin subsidios” y destacó que el gobierno nacional lo hace “a través de la tarjeta Sube”.

El ministro del Interior Francos advirtió que “habrá que ver cómo evoluciona en la Argentina, qué tipo de transporte se utiliza, cuáles son las circunstancias de cada ciudad y cómo está la situación económica general del país”. En esa línea, el funcionario afirmó que “hoy no puedo haber un transporte sin recibir subsidios de alguien. El Estado nacional lo otorga a través de la tarjeta Sube a los sectores más carenciados. Y las provincias y los municipios tendrán que dar lo que les parezca”. En este punto es donde radica la tensión, porque los municipios señalan que no pueden hacerse cargo íntegramente de esa diferencia ni tampoco trasladar al precio el costo del transporte.

Francos recordó que “cuando asumió, el presidente Milei se encontró sin recursos. ‘No hay plata’, dijo en ese momento, y eso era cierto, no era una metáfora. La realidad era que las cajas estaban vacías, era todo deuda y había que ordenar toda esa situación. Y el gobierno la está ordenando. Y eso se está viendo en los resultados macroeconómico, que esperamos rápidamente se vayan transfiriendo a la microeconomía, la que vivimos todos los días”.

El funcionario señaló que su visita a Rosario se sustentó “en la intención de dialogar y de escuchar a los intendentes”, y señaló: “Se que todos tienen problemas más o menos similares y la propuesta del gobierno es trabajar en conjunto para tratar de solucionarlos. Pero siempre en función de que éste es un sistema federal, donde los recursos tienen que salir también de las provincias”.

Pullaro respaldó a los intendentes en la reunión con el ministro Francos por subsidios al transporte

El Gobernador se sumó al encuentro en Rosario, del que participaron los intendentes de las principales ciudades del país. Se habló del transporte y la obra pública. El mandatario también se refirió al Pacto de Mayo: “Queremos acompañarlo pero incluyendo la discusión del sistema productivo y el federalismo”.

Finalizado el encuentro, Pullaro declaró que “fue una reunión importante ya que los intendentes tienen una agenda de temas que refieren a los recursos que aportamos al Estado federal desde los municipios y desde las provincias, de los cuales muy poco vuelve”, aseguró.


“La agenda se centró en la sustentabilidad del transporte público de pasajeros. Claramente esto no está bien en la República Argentina. Teniendo en cuenta los aportes que hacemos todos los argentinos, particularmente los santafesinos, con el impuesto a los combustibles, nada vuelve pero, sin embargo, se sigue sosteniendo al conurbano bonaerense. También se habló de las obras que, lamentablemente, el gobierno nacional ha cortado en municipios y en las provincias”, señaló el gobernado


En ese marco, se refirió una vez más a la necesidad de “dar un debate de cara al futuro, poniendo sobre la mesa la Ley Bases y el Pacto de Mayo (propuestos por el Ejecutivo nacional). Nosotros planteamos ampliar el temario, que no se circunscriba meramente al tema fiscal, es decir, a ordenar las cuentas del Estado nacional y de los Estados provinciales. Las cuentas de Nación se están ordenando, principalmente, con los esfuerzos que estamos haciendo las provincias y con recortes que se llevaron adelante. Pero entendemos, también, que el Pacto de Mayo tiene que contemplar el federalismo y el sistema productivo; de qué manera la Argentina va a salir adelante; cuáles son las obras de infraestructura que hacen falta; cuáles son los caminos productivos que tenemos que recorrer para generar empleo, para generar crecimiento económico; y, por supuesto, discutir el sistema educativo de la República Argentina, el financiamiento de la educación pública, la calidad de los aprendizajes y la alfabetización que cayó considerablemente”, detalló.

Correcciones y diálogo

“Estamos apoyando (al gobierno nacional) y trabajamos muchísimo. Creemos que este nuevo proyecto de la Ley Bases es completamente diferente al presentado en enero y tuvo correcciones en función del diálogo. Nosotros nos habíamos manifestado en contra de lo que era el Impuesto a los Ganancias porque arrancaba de 890 mil pesos, con una alícuota de 35%, y con el debate se está terminando de corregir en un 1.800.000 pesos, con una alícuota del 5%, incluyendo actualizaciones que van a ser beneficiosas”, indicó el mandatario.


Asimismo, el titular del Ejecutivo santafesino consignó que “también consideramos que se han sumado puntos importantes como el laboral y apuntalar el equilibrio de las cuentas públicas del Gobierno Nacional y el reordenamiento de la macroeconomía, fundamentales para salir adelante”.
“Queremos acompañar el Pacto de Mayo, pero entendemos que no solo tiene que ser un debate fiscal sino, principalmente, que apueste a discutir el sistema productivo. Y ahí metemos el federalismo, la hidrovía, recursos en infraestructuras, rutas, energía eléctrica y gas y la conectividad para darle potencia a nuestra industria; la reducción de impuestos y de retenciones que, lamentablemente, frenan la inversión productiva del campo y de la industria; el sistema educativo y el financiamiento de la universidad”, concluyó Pullaro.

(Con información de La Nación y Pregón)


Qué opinas?

Artículos relacionados
ActualidadRegión

Solicitan colaboración para encontrar a una adolescente de Chabás

ActualidadPoliciales

Roldán: Joven motociclista sufrió graves lesiones en el choque con un auto

ActualidadProvincia

Paritaria docente: Provincia ofreció un aumento de 18% en tres tramos

ActualidadGremiales

Los sindicatos docentes agrupados en la CGT realizarán un paro nacional de 24 horas el próximo jueves