ActualidadJudicialesPortada

Fue femicidio: “A esta altura, estamos en condiciones de asegurar la autoría del hecho”, expresó el fiscal Nicosia.

Para el fiscal Maximiliano Nicosia el caso está prácticamente cerrado. Es que la evidencia ventilada en la audiencia imputativa a Aníbal Ortega alias “Tati” fue tan contundente, que el hombre acusado de matar a la ex bombera Vanesa Zambrana el pasado domingo en Andino, quede en prisión preventiva sin plazo, hasta que se lleve a cabo el juicio oral.


Entre el cúmulo de pruebas contra Ortega, (44 años) quien se dedica a instalar cámaras de seguridad y vive en Ibarlucea, están las cámaras de seguridad de tres puntos distintos del pueblo, donde los ven caminar a Ortega y a la víctima por la zona del Balcón del Río cerca de las 19.55 horas, para luego captar al hombre sólo con un celular.


En un pueblo tan tranquilo como Andino, no podrían haber pasado desapercibidas las dos detonaciones que hizo Ortega con un arma calibre 38, la cual no estaba registrada. Al menos dos vecinas escucharon los disparos y lo informaron a la policía.


El cuerpo de Vanesa fue hallado por su esposo Sergio, a las 6.15 de la mañana del lunes, en un puente muy estrecho ubicado en el lugar, con un disparo en la nuca. El hombre había hecho la denuncia horas antes a hallarla muerta luego de un rastrillaje por el pueblo, y de ver que la mujer no contestaba el celular, cuando cerca de las 19.30 comenzó a mandarle mensajes a su esposa porque él tenía que entrar a trabajar a Timbúes, y ella tenía que volver a cuidar a los hijos que son menores de edad.


Algo que llamó la atención de Lautaro, el hijo mayor de Vanesa, fue que después de las 21.30 horas la foto del perfil de whatsapp de su mamá había desaparecido.


“Fue premeditado”
El 26 de noviembre el acusado y la víctima se encontraron en la zona de la plaza Balcón del Río para hablar. De las conversaciones entre ambos, surge que ambos tenían una relación extramatrimonial y que él insistía en que tenían que dialogar personalmente.


“Mientras Zambrana caminaba por un estrecho y oscuro sendero en un cañaveral, Ortega extrae de un bolso tipo bandolera, un revólver calibre 38. y colocándose detrás de ella, le da dos disparos por la espalda, uno de ellos ingresa por el cráneo provocando su deceso y el restante en su cabeza atrapado entre los cabellos de la mujer”, relató el fiscal Nicosia.


El acusado se retiró y le quitó el celular, pero no así las otras pertenencias de la mujer, por lo que la teoría del robo fue descartada.
El celular de la ex bombera es captado por las antenas de las distintas localidades del cordón industrial desde Andino a Rosario, donde deja de emitir datos en la zona de las “Cuatro Plazas” en la zona de Mendoza y Provincias Unidas de Rosario.


En los allanamientos realizados el 29 de noviembre por personal policial, en calle 25 de mayo 3537 de la localidad de Ibarlucea y otro en calle Richieri 962, donde viven los padres de Ortega, se hallaron armas de fuego y de fabricación casera y 1.500 municiones, en tanto en la casa de la abuela, hallaron las pertenencias que usó al momento de cometer el crimen como la bandolera y las zapatillas. Además, se secuestró del auto en el que circulaba el sospechoso, un arma calibre 38 con 45 municiones que no estaba registrada.


Fue la ex esposa de Ortega, quien le dijo a la policía que se habían separado hace 30 días y que el hombre se había ido a vivir con sus padres, porque se había enterado de que mantenía una relación con otra mujer.


Los días previos al crimen, Vanesa mantenía conversaciones vía chat de Facebook con el acusado dónde ella le pedía que tomara una decisión, y el le decía que quería hablarlo personalmente.


“En un momento la víctima le escribe y le dice para qué querés hablar si ya tenés la decisión tomada, y él le responde que es porque quería hablar cosas”, indicó Nicosia.


La causa quedó caratulada como delito de Homicidio calificado por haber sido cometido contra la persona con la cual mantiene una relación de pareja y por el hecho de que la víctima sea mujer y el juez Ariel Cattaneo ordenó la prisión preventiva hasta el juicio. La defensa había solicitado la libertad.
“Es necesario abordar esto con perspectiva de género. El relato de la fiscalía es por demás de abundante. Hay un varón y una mujer y una asimetría de poder entre ambos para llegar al grado de cosificación”, expresó el Juez.

Qué opinas?

Artículos relacionados
ActualidadEconomía

Los jubilados protestaron frente al Ansés: contra la precarización de las pensiones y el abandono del Pami

ActualidadGremiales

La UOCRA se declaró en estado de alerta y asamblea permanente

ActualidadRegión

La UNR estrena su propio edificio para la Escuela Preuniversitaria en General Lagos

ActualidadPoliciales

No eran bizcochos comunes: un preso quiso ingresar cocaína en masitas