ActualidadRegión

Fábrica de ladrillos de la región crece por la demanda durante la pandemia

La fábrica de ladrillos de última tecnología Brimax, radicada en Fray Luis Beltrán, comenzó un proceso de capacitación para la incorporación de un segundo turno en enero y prevé un tercer turno para marzo. El despegue de la demanda de materiales de la construcción en el último trimestre condujo a la empresa a incorporar personal.

Después de un proceso difícil al comienzo de la cuarentena por la pandemia del Covid-19 que paralizó una actividad que venía golpeada, el salto de la demanda del sector de a construcción -impulsada por la brecha cambiaria en un primer momento- comenzó a dinamizar la actividad, al punto que el gobierno nacional anunció este martes que aplicará la ley de abastecimiento a quienes retengan materiales o especulen con la suba de precios.

El gerente comercial de Brimax, Diego Raspall, explicó que comenzaron a capacitar personal para abrir una segundo turno de producción a partir de enero y adelantó al medio  Ecos365 que la empresa prevé sumar un tercer turno en marzo y así llegar hasta el 75% de la capacidad instalada.

Brimax nació de la sociedad entre las constructoras Pecam y Brayco junto con la participación de la holandesa Aircrete Europe, que aporta la asistencia técnica y tecnológica.

La fábrica, de 9.000 metros cuadrados, se dedica a la producción de ladrillos y paneles HCCA, de hormigón celular curado en autoclave, un sistema que no existía hasta ese momento en el país, y que en otros países llevan cuatro décadas de desarrollo.

Qué opinas?

Artículos relacionados
ActualidadPortadaProvincia

Triquinosis: Hay 21 casos y las inspecciones en frigoríficos dan negativo del parásito Trichinella spiralis

ActualidadJudiciales

La muerte de Lucio Dupuy: los últimos minutos de su vida revelan maltratos y vejaciones extremas

ActualidadPaís

Comieron en una parrilla, pidieron la cuenta y los descolocaron con un recargo: “Campeón del mundo”

ActualidadRegión

Combate de San Lorenzo: Acamparán en una de las postas en las que descansó San Martín