ActualidadCiudadDeportesEntrevistaInternacionalPortadaProvinciaRegión

Entrevista a Franco Leys –jugador sanlorencino  del América de Cali de Colombia: “Los sueños están para cumplirse y nunca hay que dejar de pelear por ellos”

Por Nicolás Urbinati –  Gracias a la prestación de la tecnología – la video llamada- y al nexo de   César Aricó – hijo del  recordado Daniel  Vicente “Pete” Aricó, ex atacante de Rosario Central y  de Colón de Santa Fe entre otros equipos- para conseguir dicho fin,   El Deportista de Pregón se dio el gusto de   contactar y entrevistar Franco Leys,   el centrocampista sanlorencino  surgido de Villa Felisa que  supo ganar Copa Argentina y actualmente reluce en el América de Cali de Colombia, uno de los clubes más grandes e  importante de ese país.  

¿Qué balance haces de tu  primera experiencia internacional   y   qué tal la adaptación a un nuevo país, Colombia, y especialmente a  Cali? 

FL – Como primera experiencia,  al principio me costó adaptarme a un fútbol que  por ahí no lo conocía o  no me era habitual, venía de jugar a un ritmo que era muy alto,  pero mis compañeros me ayudaron bastante para  que la adecuación a esa forma de juego  sea más llevadera. Tanto en el club como a la ciudad me  adapté bastante rápido, quizás a la familia le costó un poco más,  y actualmente estamos cómodos y muy a gusto en ambos sitios

 Te encuentras en América de Cali, ¿cómo describirías a este club referente en Colombia y Sudamérica

FL – Midiendo un poco cómo se vive el fútbol en Argentina, cuando llegué me sorprendió lo de  América  porque  es muy grande. Creo que los clubes se miden por la cantidad de simpatizantes y   la pasión  que sienten los mismos por la entidad y  donde vamos  en Colombia, sea  de local como de visitante, siempre vas a encontrar a gente recibiéndote. Yo venía de jugar en un club muy humilde como Patronato de Entre Ríos, donde había quince mil personas cuando se llenaba la cancha o venía un equipo grande, y hacerlo con 40 mil personas es hermoso porque jugamos a estadio lleno o cuando vamos afuera,   la parcialidad colma su sector. América es muy grande tanto por su gente como a nivel infra estructura  y poderoso en el continente   

En lo deportivo,  qué tan importante es  compartir plantel  con otro argentino como Facundo Suárez o tener compañeros de reconocidas trayectoria como Adrián Ramos, Edwin Cardona, Víctor Ibarbo y el español Iago Falque entre otros

FL – Llegué a un club donde los compañeros o refuerzos son de esa categoría, entonces uno se adapta y los disfruta. En el día a día son personas normales y muy buenas gente que es lo más importante,  y lo que demuestran fuera de la cancha es más valioso  de lo que pueden llegar a hacer en la misma.  Facundo Suárez es compatriota, la peleó de abajo como yo y tiene su jerarquía y  además el compartir plantel con jugadores que estuvieron mucho tiempo en Europa o integrando Selección, me hacen disfrutar de cada entrenamiento  y momento en el club y eso es importante  para el futuro de lo que me va a servir de experiencia en la vida.

Leys y su presente «Escarlata»

¿Cómo describirías el nivel del fútbol y campeonato colombiano?  

FL–  Es un fútbol muy bueno y rico técnicamente por la calidad de sus jugadores, lo que hace que por ahí  no haya tanta presión o intensidad como en Argentina pero es un muy atractivo para ver.  Quizás en los últimos tiempos no le ha ido demasiado bien a nivel internacional pero se viene trabajando en ese sentido. Los clubes que pelean por la Copa Libertadores  son de máxima intensidad y nivel técnico y creo que el fútbol colombiano no tiene por qué menospreciarse en ese aspecto. Nosotros como Club América de Cali queremos jugar competiciones internacionales y proyectarnos de esa manera. 

Cuánto te sirvió el fogueo futbolístico conseguido en el  Ascenso de Argentina?

FL–Me sirvió de mucho ya que fue una parte fundamental debido que en el Ascenso Argentino se pelea por todo, desde cómo llegar a entrenar hasta los elementos que se utilizan en esa categoría,  y eso te hace fuerte para la vida y el fútbol. Estoy agradecido de haber competido en una categoría tan difícil y dura como la B Nacional pero, obviamente, si uno tiene la posibilidad de salir de allí,   lo  hace muy  fortalecido y con ansias de progreso buscando conseguir logros y gloria.

Mi sueño es poder jugar en el Gigante de Arroyito con Rosario Central. Ojalá algún día lo pueda cumplir

Qué parangón  puedes hacer entre tu etapa en el fútbol argentino  y el presente en  Colombia?

FL- Es difícil hacer una comparación porque creo que me encontraba en diferentes etapas de la vida. En cuanto a la dimensión de los clubes, en Colón de Santa Fe me tocó salir  muy de chico, estar en un momento duro en una pensión,  y uno cree que se las sabe todas y te das cuenta de la realidad cuando te chocas contra la pared y te tienes que levantar. Hoy estoy en un momento de mayor maduración,  donde pienso mucho más las cosas y como jugador me encuentro  con la confianza justa para resolver  situaciones de otra manera. No quiero desaprovechar la oportunidad e intento entregarme al máximo para continuar progresando a nivel deportivo y personal. 

Villa Felisa, Patronato de Paraná -Entre Ríos y América de Cali de Colombia, clubes claves en la trayectoria deportiva de Leys

 Qué recuerdos tienes de  esos inicios ?

FL – Comencé de muy chico en el club de mi barrio, Villa Felisa. A los 13 años me fui a Tiro Federal de Rosario, donde por primera vez jugaba en AFA, pero al año siguiente decidí volver a Felisa porque no me sentía cómodo ni en mi sitio.  A los 15-16 años me encontraba en la  edad límite donde  se empiezan a acabar las pruebas en los clubes o se  debería estar ya jugando profesionalmente porque el equipo del barrio es para divertirse y aprender los valores de la vida  pero si se busca dedicarse a eso, debe hacerlo en un club profesional.   Así apareció la posibilidad de Colón de Santa Fe,  donde tuve la suerte de quedar y formarme como jugador aprendiendo conceptos técnicos y tácticos del fútbol. Cuando llegó el momento de debutar en el primer equipo se vinieron a la cabeza muchos recuerdos y sacrificios que uno hace para alcanzar ese momento pero, sin dudas, lo difícil no es llegar sino mantenerse. Eso fue lo que me costó así que me tocó hacerme fuerte y  tomar la decisión de bajar  a Segunda División; con sacrificio sabía que iba a poder seguir jugando, y comenzar un recorrido por clubes de esa categoría  hasta recalar en Temperley antes de la pandemia, donde sólo disputé siete partidos. En 2021 apareció  Patronato de Paraná de Entre Ríos,  que me  cambió la vida ya que fue un salto grande volver a Primera División luego de tanto tiempo en el Ascenso. Tuve que readaptarme a un fútbol mucho más dinámico y en los últimos seis meses alcancé la confianza que necesitaba y que al día de hoy mantengo. Aquel equipo de Patronato creía mucho en sí mismo, por eso hizo 45 puntos en un torneo donde quedamos a cinco unidades del campeón, que fue Boca Juniors, y luego ganamos la Copa Argentina pero por el sistema del Promedio,  nos tocó la desgracia de descender. Aun así se hizo una gran campaña y la mayoría de los integrantes de ese plantel pasaron a otros equipos porque se jugaba bien y había futbolistas de jerarquía.

Tienes visibilizado dónde te gustaría  proseguir la carrera?. En caso de Argentina, ¿Rosario Central sería el destino deseado?

FL- Uno quiere seguir progresando tanto a nivel futbolístico como personal. Actualmente me encuentro en un club grande como América de Cali, con el cual me gustaría jugar copas internacionales, pero también se sabe que la vida del futbolista es muy variable, entonces cuando llega algo nuevo hay que analizarlo y ver qué es lo mejor. Hoy estoy muy cómodo en Cali y sé que la situación en Argentina está complicada, por lo que no tendría pensado volver de momento. Si bien lo dije y  comenté que nunca tuve contactos ni nada, como simpatizante mi sueño es poder jugar en el Gigante de Arroyito con Rosario Central. Ojalá algún día lo pueda cumplir, aunque sea jugando para el equipo Senior

“No quiero desaprovechar la oportunidad e intento entregarme al máximo para continuar progresando a nivel deportivo y personal.”. 

Por último, qué objetivos te has  trazado para el futuro cercano?

FL – Con 29 años sé que estoy muy lejos de la Selección pero es el sueño de cualquier futbolista, aunque sea disputar un amistoso. Ponerse esa camiseta debe ser un orgullo que eriza la piel y se sale a defenderla a muerte porque estás representando a un país. Es un objetivo que lo veo muy lejano por la edad y los procesos que han pasado pero los sueños están para cumplirse y nunca hay que dejar de pelear por ellos

Villa Felisa, Colón de Santa Fe, Sarmiento de Junín, Temperley y Patronato de Paraná -Entre Ríos, los clubes de Franco Leys en el Fútbol Argentino

Qué opinas?

Artículos relacionados
ActualidadJudiciales

Condenaron a un hombre que abusó sexualmente de una mujer en Andino

ActualidadPoliciales

Se realizaron 16 allanamientos en chatarrerías de la región

ActualidadCiudad

Ley Yolanda: la Municipalidad de San Lorenzo brindará una capacitación sobre humedales

ActualidadEconomía

Empleadas domésticas recibirán aumentos del 20% en febrero y 15% en marzo