ActualidadProvincia

Emergencia hídrica: Alerta y evacuados en el norte de Santa Fe por las intensas lluvias

Unas 250 personas debieron abandonar sus hogares en las ciudades de Reconquista y Vera, como consecuencia de las condiciones climáticas que se registran desde el fin de semana. Hay amplias zonas anegadas por lo que ya se dispuso la instalacción de bombas de extracción. «Pusimos todas las herramientas del Gobierno para superar la emergencia hídrica del norte provincial”, aseguró el gobernador Maximiliano Pullaro.

Al menos unas 250 personas permanecen evacuadas este jueves en las ciudades de Reconquista Vera, en el norte de la provincia de Santa Fe, que desde el domingo soportan registros históricos de lluvias que anegaron amplias zonas de ambos cascos urbanos, con el consecuente ingreso de agua a gran número de viviendas, informaron voceros del Gobierno provincial.

De todas maneras, en las primeras horas de de este jueves no hubo lluvias, lo cual permite que el agua escurra en la mayoría de las zonas afectadas.

En el caso de Reconquista, el último reporte dio cuenta de 239 evacuados, distribuidos en siete centros de evacuados, entre los cuales destacaba el del Club Atlético y Tiro, que albergaba a 87 personas.

También había evacuados en el salón de barrio Guadalupe (30 personas), la capilla de Nuestra Señora de la Paz de barrio Belgrano (30), en barrio La Cortada (47), San Francisco (20) y Club Argentino (15).

En el caso de Vera, la intendenta Paula Mitre informó que había 25 personas evacuadas, es decir que el número se redujo a la mitad desde la mañana de ayer, con un acumulado de 450 milímetros de lluvia desde el último domingo.

De todas formas, en ambas jurisdicciones hay decenas de evacuados que se niegan a abandonar sus hogares pese a tener agua en los patios; en tanto, en la ciudad de Romang hay dos familias evacuadas, según informaron desde Protección Civil de la provincia.

Las lluvias registradas en la zona establecieron nuevos récords para los últimos años, ya que según la Estación Agrometeorológica del INTA Reconquista, en los primeros 10 días de enero precipitaron 505 milímetros, lo que representa casi la totalidad del mes más lluvioso de las últimas décadas, en abril de 1998, cuando en los 30 días cayeron 522 milímetros.

La situación colapsó en las primeras horas de este miércoles, cuando la caída de 300 milímetros anegó alrededor del 80% del radio urbano de Reconquista y obligó a una inmediata conformación del Comité de Protección Civil.

Coincidió la emergencia con la presencia del gobernador Maximiliano Pullaro, que tenía una amplia agenda en localidades de todo el norte provincial, que suspendió para sumarse a los operativos.

Pullaro: “Pusimos todas las herramientas del Gobierno para superar la emergencia hídrica del norte provincial”

El Gobernador encabezó en Reconquista una reunión del Comité de Emergencia junto al intendente y el gabinete provincial. “Vamos a estar hasta que el agua baje y puedan volver a sus hogares. El Gobierno de la provincia de Santa Fe está presente”, enfatizó.

Tras visitar sectores de la localidad afectados por el temporal, el gobernador precisó que “cuando vimos el impacto de la situación hídrica en la ciudad salimos a recorrer los barrios y pedimos que todos los equipos puedan estar ya trabajando al lado de las fuerzas vivas de la ciudad”.


En ese marco, Pullaro detalló que “a alrededor de 40.000 personas les ingresó agua a sus domicilios. A algunos, pocos centímetros, pero a otros hasta un metro de agua. Estuvimos colaborando con Protección Civil, que estuvo trabajando desde primera hora de la mañana con los equipos de Salud. Cada uno de los ministerios activó sus protocolos de trabajo en estas circunstancias. Están llegando tres bombas en las próximas horas para colaborar con el escurrimiento del agua, ayuda del Ministerio de Desarrollo Humano y más equipos de Protección Civil. Por supuesto, trabajamos junto al intendente y los bomberos”.

“Todas las herramientas del Gobierno provincial están a disposición en esta emergencia hídrica de la región -enfatizó-. Vamos a tomar el esquema de trabajo en dos etapas. Primero la emergencia del momento para colaborar con las personas que realmente la están pasando muy mal. Lo pude ver con mis propios ojos, padres angustiados pidiéndonos que llevemos a sus nenes chiquitos a domicilio de familiares por la cantidad de agua que tenían”.


En una segunda etapa, el gobernador adelantó que la provincia trabajará con el intendente “en la reconstrucción. Hay pedidos que vamos a resolver en un par de días, y después vamos a colaborar, no solo aquí con esta ciudad, sino con todas las localidades de toda la región que tuvieron el mismo problema y la misma gravedad”.
“Vamos a estar hasta que el agua baje y hasta que los ciudadanos y ciudadanas de aquí puedan volver a sus hogares. El Gobierno de la provincia de Santa Fe está presente. La verdad es crítica y angustiante pero poniéndole lo mejor de nosotros la vamos a llevar adelante”, finalizó Pullaro.

Trabajo conjunto

Por su parte, el secretario de Protección Civil de la Provincia, Marcos Escajadillo, aseguró que “nos hemos comunicado con todos los presidentes comunales e intendentes de la zona norte para ver qué requerimientos tienen y garantizarles que lo que ellos necesitan se lo vamos a suministrar. Es por eso que estamos viendo la accesibilidad para llegar a los distintos lugares”.


“Por pedido del gobernador, llevamos a cabo la gestión de cercanía para trabajar antes de esta situación, establecer el contacto y vínculo para que cuando se presenta la situación de emergencia, estemos comunicados las 24 horas, teniendo la información al instante de cada localidad”, agregó Escajadillo.


Por último, el funcionario de Protección Civil afirmó que “este es un trabajo permanente pero a la vez dinámico. Es por eso que a las 15 horas se va a constituir y seguirá trabajando la Junta Local de Protección Civil en la Municipalidad para seguir monitoreando cómo escurre el agua”.


Finalmente, el intendente de Reconquista, Enrique Vallejos, agradeció la presencia del gobernador Maximiliano Pullaro y todo su equipo, quienes “se pusieron a disposición rápidamente”. Y agregó: “Estamos pasando una situación muy crítica, ya que han llovido cerca de 300 milímetros desde las cinco de la mañana hasta el mediodía, algo nunca antes vivido. Hay más de 40 mil vecinos afectados y en barrios donde se hicieron obras pero no dieron a basto”.
“Estamos trabajando codo a codo con el gobierno de la provincia y tenemos por prioridad a la ciudadanía”,
concluyó.

Qué opinas?

Artículos relacionados
ActualidadProvincia

Pasó a cuarto intermedio la paritaria entre el Gobierno y los gremios docentes

ActualidadRegión

Trabajadores del Hospital Psiquiátrico de Oliveros cortarán la ruta en reclamo de fuertes recortes

ActualidadGremiales

Amsafe: reuniones, inscripción a suplencias, día de las infancias

ActualidadGremiales

Paritaria Central: Provincia y gremios continuarán con las negociaciones