Región

El diputado de Cambiemos Amadeo contó como en el hospital Eva Perón le salvaron la vida

El diputado sufrió un paro cardíaco por oler nafta: “Me morí y un señor me salvó”

«Es un milagro», dice Eduardo Amadeo, el diputado de Cambiemosque tuvo un paro cardiorrespiratorio el 5 de agosto.

«Mi cerebro y pulmones funcionan maravillosamente bien», agrega hoy aún incrédulo, el legislador que es agnóstico pero empezó a conversar con Dios. «Si existe, le estoy infinitamente agradecido».

Amadeo brindó este viernes una entrevista a Luis Novaresio en radio La Red y relató por primera vez con detalle el incidente médico que lo puso al borde de la muerte a principio de mes.

En la noche del 5 de agosto, Amadeo paró a cargar nafta en una ruta entre Paraná y Buenos Aires.

«No tuve un infarto, sino que estaba cargando nafta en una estación de la ruta, cuando la válvula que corta la nafta se trabó y me tiró encima 10 litros de nafta. Eso, que para cualquier persona es mucho, para un asmáticoes mortal», dijo.

«Yo estaba parado al lado del tanque y de golpe empezó a salir nafta para afuera, en un chorro”, relató Amadeo, diputado por la provincia de Buenos Aires.

«Mis pulmones aspiraron esa nafta y me produjo un paro cardiorrespiratorio», precisó.

«Yo me morí y este señor me salvó»dijo en referencia a un médico rescatista, el doctor Germán Brunassi de Baigorria, que estaba tomando café en la estación. «Le estoy eternamente agradecido», expresó Amadeo.

“No solo me sacaron del paro, sino que justo pasaba en ese instante una ambulanciavecinal por la autopista que tenía las dos cosas que yo necesitaba para sobrevivir: cortisona y oxígeno. Entre el doctor Brunassi y los camilleros, me llevaron a San Lorenzo y luego a Baigorria, al Hospital Eva Perón. Y allí, durante 8 días, me fueron sacando», contó.

Eduardo Amadeo, en el debate por el aborto, antes de sufrir un paro por oler nafta. (Lucía Merle / Clarín)

«Estoy perfecto. Mi cerebro y mis pulmones funcionan bien. Salgo, camino, todavía no estoy para correr una maratón, pero sí la media. Estoy perfecto, es un milagro», señaló.

«Se combinó la más absoluta mala fortuna a este hecho en donde hay seres humanos comprometidos, porque el doctor que me salvó no era proctólogo ni pediatra… Era un rescatista que había trabajado en Rafaela mucho tiempo haciendo ese trabajo y lo hizo impecable. Me vio cuando me caí y a los 15 segundos estaba arriba mío haciéndome las maniobras necesarias para salvarme la vida», relató.

«Es un milagro», insistió, «hubo una combinación de hechos que hace que yo esté acá. Yo soy agnóstico, pero cuando pasan estas cosas uno a veces piensa que los milagros existen, que hay mensajes».

Al final de la entrevista, Novaresio le preguntó si ahora cree en Dios. «Estoy conversando con él. Si existe, le estoy infinitamente agradecido».

Clarín

Qué opinas?

Artículos relacionados
ActualidadRegión

Detuvieron a los padres de un bebé de 21 días que muri´p golpeado y abusado

ActualidadRegión

Con shows musicales y comparsas, llega el carnaval a Fuentes

ActualidadPolicialesRegión

Rosario: balearon un centro de salud y dejaron una amenaza para dos capos narco

ActualidadRegión

San Jerónimo: Renuevan las garitas de las paradas de colectivos