ActualidadJudicialesPortada

Dos años de prisión condicional por encubrir el crimen del ex concejal Luis Lovato

La jueza Mariel Minetti resolvió esta mañana condenar a Ricardo Alfonso Diana a la pena de dos años de ejecución condicional ( no irá preso) por lo delitos de encubrimiento por favorecimiento real agravado por tratarse de un delito grave, por ocultar pruebas del crimen del ex concejal Luis Lovato quien fue asesinado en diciembre del 2022.

Para el fiscal Leandro Lucente, que había solicitado cuatro años de prisión efectiva, no cabían dudas que Ricardo Alfonso Diana encubrió la muerte de Luis Lovato, ex concejal peronista y ex secretario de Acción Social en el primer gobierno de Armando Traferri, homicidio que ocurrió el 22 de diciembre de 2014. Es que al acusado le hallaron once vainas servidas calibre 38 en su vivienda de calle San Juan al 2000 en un allanamiento que se hizo el día posterior al crimen y que coinciden con la bala que asesinó a la víctima.

“No se puede tapar el sol con una mano, ni tampoco se puede tapar en el juicio lo qué pasó con un elefante” señaló el fiscal Leandro Lucente quien agregó que Diana ocultó rastros, pruebas y huellas del delito entre las 3.00 horas de la mañana del 22 de diciembre de 2014 cuando asesinan a Lovato y las 14.50 horas cuando el acusado es detenido, el día 23 de diciembre cuando se encuentran las once vainas servidas que coinciden con el arma homicida, un calibre 38 largo.

“La vaina disparada en el hecho es un rastro, las demás son pruebas que permiten individualizar al arma del hecho y a los autores o partícipes. Las vainas estaban ocultas en una caja en la casa de Ricardo Diana en el cajón del mueble donde guardaba las herramientas”, señaló Lucente en los alegatos de clausura en el juicio oral.

Dos peritos ( Gustavo Colombo, ex jefe de Balística y del Departamento Científico Forense de la policía rosarina y Julio Erbetta), quienes trabajaron en la sección balística y que utilizaron microscopios de alta precisión, cotejaron una por una las once vainas servidas de la caja con el cartucho secuestrado calibre 38 largo que estaba al lado del cuerpo de Lovato y concluyó que dejó marcas que coinciden con el arma homicida. “Las once vainas cotejadas fueron percutidas por la misma arma que percutió el cartucho calibre 38 hallado al lado del cuerpo”, explicó el fiscal.

Uno de los principales testigos del hecho, que declaró durante el juicio fue Juan Pablo, el hijo de Luis, quien señaló que a su papá lo mataron entre cuatro hombres, y que le sustrajeron una bandolera con documentación.

Fue el abogado de la querella que representa a la familia Lovato, el Dr. Luis Giacometti quien agregó que la semana anterior al crimen, ya habían intentado ingresar a la casa con fines de robo y que el hombre salió a defenderse con un cuchillo y que los delincuentes lo amenazaron con volver.

En la escena del crimen se encontraron dos cartuchos, uno calibre 38 largo percutido y uno calibre 380. La policía dio cuenta de los dos cartuchos que se encontraron junto al cadáver. Cuando ocurrió el hecho, Juan Pablo llamó al socio de su papá Roque Parrella que no atendió y a Carlos Ávalos, un amigo de su papá que había sido policía y que fue al lugar. “Pero el lugar ya estaba asegurado por la policía”, argumentó Lucente.

Cabe destacar que por el homicidio hay dos personas condenadas mediante juicio abreviado, por encubrimiento agravado donde se les atribuye a ellos tener documentación a nombre de la víctima. Erik Sterli y Carlos “Chapu” Corvalán. Una testigo, mencionó que, en diciembre de ese año, una semana antes del hecho vio a estos dos junto a Diana reunidos en un baldío, como otras veces los vio tomando vino o en una cancha de bochas.

A Sterli y a Corvalán los detuvieron por otro hecho de trascendencia periodística, cuando el 9 de enero de 2015 caen luego de una persecución cinematográfica, junto a otras tres personas, luego de cometer tres robos a comercios en Villa La Ribera. La fuga incluyó un enfrentamiento a tiros en la zona oeste de San Lorenzo con policías donde vivía Sterli a casi 200 metros de la casa de Lovato. Allí descubren que tenían documentación de Lovato y la bandolera.

Ambos fueron condenados  en 2016 a 9 años de prisión por  robo calificado, resistencia y portación de arma a través de procedimientos abreviados.

El móvil del crimen sería una suma de dinero que tenía la víctima guardada y que Diana estaba en conocimiento de ello: “Lovato y Parrella manejaban una suma importante de dinero y Diana hacía de flete de estos, señaló el fiscal, quien agregó que “el 22 de diciembre entran cuatro masculinos a la casa de Lovato lo matan de un disparo calibre 38 y le roban un bolso con documentación. Al día siguiente se allanan en el domicilio de Diana 11 vainas servidas que fueron disparadas con el mismo revólver que percutó el calibre 38 largo, nadie brindó una explicación posible, ni Diana ni su esposa”.

Para la querella, la teoría del delito fue un hecho de venganza, ya que luego del fallido intento de robo de la semana anterior del hecho, los delincuentes le prometieron volver, “ingresaron de la misma forma rompiendo la puerta, pero esta vez asegurando el hecho con el apoyo de armas. Buscaron cometer el mismo hecho, del cual tenían información o dato sobre el dinero que había en esa casa y buscaron las armas de apoyo. El dinero estaba en un portafolio guardado en la chata detrás del patio. El objetivo final no les sirvió, pero salió un hecho no deseado que fue la muerte de la víctima”, añadió Giacometti.

Para la defensa de Diana, el Dr. Rafael Tamous, no pueden vincularse las once vainas halladas en la casa de su cliente con la del arma homicida: “No sabemos que arma mató a Lovato y nunca vamos a tener certezas.“Mi cliente no es cómplice secundario del hecho. Al fiscal se le escapó la tortuga porque no pudieron encontrar a ningún culpable en la investigación judicial”, expresó el abogado.

“Hace ocho años y tres meses que venimos con esto, nunca pudieron decir cómo, cuándo y dónde se cometió el delito. No pudieron probar las once vainas halladas en relación al hecho” añadió el letrado.

Pero el interrogante de quién mato a Luis Vicente Lobato aún sigue sin respuestas como la ausencia del arma homicida, junto a una familia sumida por el dolor

Qué opinas?

Artículos relacionados
ActualidadEconomíaPaís

Inflación: laboratorios acordaron congelar precios de medicamentos por 30 días

ActualidadJudiciales

Sigue la búsqueda desesperada de Andrea Portillo

ActualidadPaís

Milei en el Foro Llao Llao: “Estamos generando las condiciones para que Argentina vuelva a crecer”

ActualidadProvincia

Olivares: “No queremos que trasladen al Iapos lo que no han podido trasladar a los beneficiarios de medicina prepaga”