ActualidadInternacional

Dinamarca construirá una isla artificial para albergar el primer gran centro de energías limpias del mundo

Como parte de un plan de transición a nuevas energías limpias, los daneses construirán una isla artificial del tamaño de casi 20 estadios de fútbol a unos 80 kilómetros al oeste de la costa.

El mayor productor de petróleo y gas de la Unión Europea planea cesar totalmente la producción de combustibles fósiles y ser un país de emisiones cero en 2050.

Con un costo de USD 34.200, es el mayor proyecto de construcción en la historia danesa. A finales de 2020 el gobierno de Dinamarca informó que abandonaría la exploración de nuevos sitios de donde extraer petróleo y gas en el mar del Norte.

Dado que el país es el mayor productor de la Unión Europea, el anuncio fue tan notable como que cesará totalmente la producción de combustibles fósiles en 2050. Como parte de un plan de transición a nuevas energías limpias, los daneses construirán una isla artificial del tamaño de casi 20 estadios de fútbol a unos 80 kilómetros al oeste de la península de Jutlandia, rodeada por enormes turbinas eólicas.

Este centro de energía almacenará y distribuirá la electricidad que produzcan los aerogeneradores, que inicialmente serán 200 pero se podrán multiplicar hasta 600. Es decir que la superficie actual de la isla podría crecer de 120.000 kilómetros cuadrados a casi 430.000, y los hogares alimentados de este modo, de tres a 10 millones.

Dado que el centro está lejos de la costa, las turbinas pueden ser más grandes que las que se instalan en tierra, y por eso llegar a velocidades de vientos más altas. Cuando se instalen unas baterías enormes, el centro podría guardarla y enviarla en la medida en que se la necesite. Por la envergadura de este primer nodo de energía limpia del mundo, también podrá producir combustible.

Molloy agregó que incluso los aviones podrían utilizar hidrógeno ecológico o un combustible sintético que lo combine con dióxido de carbono capturado de la atmósfera. Su potencial es mayor: se podría usar en pilas de combustible para vehículos o plantas industriales, e incluso podría reemplazar el gas natural en los hogares.
“Ofrece una vía para que nos alejemos de los combustibles fósiles y avancemos hacia soluciones de emisiones cero en sectores que hasta hace muy poco parecían difíciles de alcanzar”, dijo el experto.
El proyecto anunciado es uno de los muchos elementos que aúna el plan de Dinamarca para reducir velozmente las emisiones, ya que por ley el país aspira a que en 2030 sean 70% menores a lo que eran en los noventa. Ese sería el primer paso hacia convertirse en un país de emisiones cero en 2050.

Qué opinas?

Artículos relacionados
ActualidadEconomíaPaís

Inflación: laboratorios acordaron congelar precios de medicamentos por 30 días

ActualidadJudiciales

Sigue la búsqueda desesperada de Andrea Portillo

ActualidadPaís

Milei en el Foro Llao Llao: “Estamos generando las condiciones para que Argentina vuelva a crecer”

ActualidadProvincia

Olivares: “No queremos que trasladen al Iapos lo que no han podido trasladar a los beneficiarios de medicina prepaga”