ActualidadJudiciales

Cuatro personas fueron condenadas por el crimen de Facundo Contreras en Baigorria

Uno de los imputados, Nicolás L. fue sentenciado a prisión perpetua. Mientras, Gastón L. a 23 años, Nadia S. a 25 y Débora R. a 10 años. Todos los involucrados en el asesinato del joven baigorriense ocurrido el 26 de diciembre de 2020 , formaban parte de una asociación ilícita y fueron condenados además por múltiples delitos cometidos: extorsiones, balaceras, narcotráfico, robos, escruches, entre otros.

El día martes 12 de marzo de 2024 en sala 9 del Centro de Justicia Penal de Rosario, el tribunal integrado por los Jueces de Primera Instancia Dres. Fernando Sosa, Aldo Bilbao Benítez y Patricia Bilotta condenaron a:

Nicolás L. a la pena de prisión perpetua por los delitos de Homicidio agravado por uso de arma de fuego, en calidad de coautor; Amenazas Coactivas Calificadas (anónimas) (5 hechos); Amenazas Calificadas (anónimas) (cinco hechos), todos en concurso real entre sí; Homicidio agravado por uso de arma de fuego y por la participación de un menor de edad, calificado por precio o promesa remuneratoria y por el concurso premeditado de más de tres personas en carácter de instigador; Asociación ilícita en carácter de jefe; Homicidio agravado por el uso de arma de fuego en grado de tentativa, en concurso real con Portación ilegítima de arma de fuego de guerra en carácter de coautor; Abuso de armas agravado por la participación de un menor de edad, Daño y Amenazas coactivas calificadas por uso de armas y por ser anónimas, todo en concurso real entre sí en carácter de instigador; Homicidio calificado por el concurso premeditado de 2 o más personas y agravado por uso de arma de fuego, en grado de tentativa, en concurso real con Portación ilegal de arma de fuego de guerra, ambos en calidad de coautor.

Gastón M. A a la pena de 23 años de prisión efectiva por los delitos de Homicidio agravado por uso de arma de fuego, en calidad de coautor en concurso real con Portación ilegal de arma de fuego de guerra en carácter de autor.

Nadia S. a la pena de 25 años de prisión efectiva por los los delitos de Homicidio agravado por uso de arma de fuego y por la participación de un menor de edad, calificado por precio o promesa remuneratoria y por el concurso premeditado de más de tres personas en carácter de partícipe secundario; Asociación ilícita en carácter de autora; Abuso de armas agravado por la participación de un menor de edad, Daño y Amenazas coactivas calificadas por uso de armas y por ser anónimas, todo en concurso real entre sí en carácter de participe primario.

Debora R. a la pena de 10 años de prisión efectiva por los delitos de Tenencia ilegal de arma de fuego de guerra -dos hechos en concurso real entre sí-, en concurso real con el delito de Encubrimiento (dos hechos), en el carácter de autor; Encubrimiento por favorecimiento personal agravado por provenir de un hecho especialmente grave en concurso ideal con el delito de Falso testimonio agravado por ser causa criminal en carácter de autora; Asociación ilícita en carácter de miembro; Falsa denuncia en carácter de autor.

El Fiscal Dr. Alejandro Ferlazzo de la Unidad de Homicidios Dolosos atribuyó a:

Nicolás L., Gastón M. y a Débora R. en fecha 26 de diciembre de 2020 aproximadamente a las 21 h en zona de calle Formosa y la Ribera del Río Paraná en momentos en que Nicolás L. en compañía de Gastón M. y otro masculino no identificado, se presentó a bordo de un automóvil Renault Clio y desde el lado del acompañante se efectuaron múltiples disparos con arma de fuego calibre 9mm hacia la víctima, Facundo Contreras, ocasionándole el fallecimiento por hemorragia masiva de tórax. Así también se le atribuyó en fecha 11 de mayo de 2021 entre las horas 21.50 y 22.10 haber realizado amenazas vía comunicación telefónica a personas relacionadas con la investigación, con el fin de que los mismos no contribuyan al avance de la misma.

A Gastón M. se le atribuye el 26 de diciembre 2020, aproximadamente a las 21 h , en calle Formosa y el Río Paraná de Granadero Baigorria, haber portado un arma de fuego de guerra con la cual efectuó los disparos, tanto en momentos previos como posteriores a los mismos.
En relación a Debora R. se le atribuye haber tenido en su poder y bajo custodia, dentro de su domicilio en Carrasco 1900 de Rosario, una pistola semiautomática de simple acción, calibre 9×19 mm con marca eliminada con almacén cargador de quita y pon metálico con capacidad de carga para trece cartuchos cal. 9 mm, con aptitud para el disparo, sin contar con la debida autorización legal. El arma fue recibida, adquirida u ocultada con pleno conocimiento de su origen ilícito, teniendo en cuenta que es un objeto registrable que contaba con su numeración y marca eliminada.
Así también se le atribuye haber tenido en su poder y bajo su custodia, dentro de su domicilio en calle Carrasco 1900 de Rosario, una pistola semiautomática de doble y simple acción, calibre 9×19 mm Bersa, Thunder 9, número de serie eliminado con capacidad para diecisiete cartuchos cal. 9 mm, con aptitud para el disparo, y la que no contaba con la debida autorización legal. Hecho constatado mediante procedimiento policial de fecha 4 de julio de 2021. El arma fue recibida, adquirida u ocultada con pleno conocimiento de su origen ilícito, teniendo en cuenta que es un objeto registrable que contaba con su numeración eliminada.

La misma realizó maniobras coordinadas con Nicolás L. para entorpecer la investigación en relación al homicidio de Facundo Contreras, y de esta manera ayudar a este último a depositar la responsabilidad penal en cabeza del co-autor del homicidio. De esta manera planificaron que recibiría la pistola con la cual Nicolás L. y Gastón M. ocasionaron el fallecimiento de la víctima; para ello se comunicaron con el fiscal interviniente a través de la abogadas defensoras de Nicolás L. Debora R. manifestaría que Gastón M. alquilaba la parte trasera, olvidando un bolso o bulto que supuestamente no sabía qué tenía. Así, la fiscalía iba a secuestrar el arma y cotejar que era el arma homicida. Esto ocurrió cuando fue secuestrada el arma el 2/7/21 en su domicilio de calle Carrasco 1900 luego de que las profesionales anoticiaran al fiscal. Dado que se confundieron y entregaron otra pistola, coordinaron para hacer el mismo procedimiento dos días después y así entregar efectivamente el arma homicida. Esto ocurrió el 4/7/21 y se secuestró en el mismo domicilio la pistola con la cual se realizó el homicidio (conforme cotejo balístico positivo con las vainas secuestradas en escena del hecho y en el auto de Nicolás L). Asimismo, y como parte de la misma maniobra delictiva, en fecha 5 de julio de 2021, en sede de la UFE Homicidios en calle Sarmiento 2850 de Rosario, en presencia de la abogada (co-defensora de Nicolás L.), brindó falso testimonio ante el fiscal, declaración realizada con juramento de decir verdad, luego de la explicación vertida sobre las penalidades por falso testimonio. Allí expresó falsamente que Gastón M. le alquilaba la parte de atrás de su domicilio, y que cuando se fue se olvidó un bolso o bulto que supuestamente desconocía qué tenía, y que luego se secuestraron las dos armas de fuego.

En relación a Nicolás L. y Nadia S. el hecho de fecha 30/9/21 por instigado a su hermano F.L (menor de edad), mediante al promesa de la entrega de dinero, el homicidio con arma de fuego de la víctima Luis Eduardo Campos, hecho consumado por el menor con la colaboración de Nadia S. en dicha fecha a las 19.42hs aproximadamente en la Plaza Ovidio Lagos en la manzana de calles Martín Fierro, Maza, David Peña y Francisco de Miranda de Rosario, mediante múltiples disparos con un arma de fuego, causando su deceso a causa de una herida en su cabeza.

Días previos, Nicolás L., (que se encontraba detenido cumpliendo prisión preventiva), se contactó mediante engaño con Luis Campos desde el teléfono celular (uso prohibido en el servicio penitenciario) a su teléfono y pactó la entrega de material estupefaciente. El día del hecho coordinó para encontrarse con la víctima a las 18,30 0 19hs, haciéndose pasar por un comprador de estupefacientes que se encontraba en el medio libre y que a esa hora terminaba de trabajar. En simultáneo, coordinaba mediante llamadas al teléfono de su pareja Nadia S. para que su hermano Federico L. cometa el hecho, ofreciéndole una suma de dinero. Todo el encargo era transmitido por Nadia S. al menor Federico L. que se encontraba en el mismo inmueble que ella. En esa circunstancia, Nicolás L. ordenaba como debía vestir el autor de los disparos. A su vez, le ordenó a Nadia S. que le preste el celular para que su hermano se comunique con él mientras coordinaba el encuentro con Luis Campos en la plaza. Durante el tiempo del homicidio, Nicolás L. acordó el encuentro, y le transmitía a su hermano donde lo esperaba la víctima, dando indicaciones precisas.

Lo expuesto denota el plan criminal trazado por Nicolás L., Nadia S. y los dos co-autores de los disparos, contando con concurso premeditado de los ejecutores para lograr el injusto, que no podría haber ocurrido sin tal planificación.

Se les atribuye a Nicolás Gabriel L., y a Nadia S. Ricardo F.( condenado) y Patricia S.(condenada) haber formado parte de una asociación o banda con permanencia en el tiempo destinada a cometer múltiples delitos tales como usurpaciones, robos, escruches, disparos con armas de fuego (balaceras) a personas e inmuebles, amenazas, adquisición y entrega de armas de fuego y de material balístico (municiones y chaleco antibalas), ataques contra la integridad física de personas, tales como homicidios y lesiones, instigación mediante entrega de dinero a supuestos testigos para que brinden testimonios falsos ante la justicia, entrega de dinero para hackear cuentas informáticas y obtener datos de testigos, y adquisición y venta de estupefacientes (marihuana y cocaína), todo lo cual se evidencia desde fines del mes de diciembre de 2020 (fecha del comienzo de la investigación por el homicidio de Facundo Contreras) hasta la actualidad.

La organización criminal estaba conformada por una multiplicidad de sujetos que actúan de manera coordinada, en constante cooperación, y con roles específicos, liderada por Nicolás L. y oportunamente Pablo Sosa (fallecido en hecho de homicidio en el mes de agosto de 2021). Ambos se encargaron de dirigir los diversos hechos delictivos, tanto por las órdenes impartidas como por el manejo de recursos para la actividad delictiva, tales como dinero, automotores, motocicletas, nafta, celulares, municiones y armas de fuego. Nicolás L. es la cabeza de la organización investigada, y se mantiene vigente aún después de su detención en fecha 18/5/2021 (por ser co-autor del homicidio agravado de quién resultara víctima Facundo Contreras en calle Bajada Formosa y la Ribera de Granadero Baigorria), luego de pasar 5 meses prófugo. Dicho rol se evidencia de manera implícita cuando se lo observa impartir órdenes a las diferentes personas que se encuentran debajo suyo en la estructura, y se explicita en diversas comunicaciones que cumplen en forma oportuna con sus órdenes. A partir de su detención y el dictado de su prisión preventiva, los diversos delitos se fueron ordenando con del uso prohibido de celulares dentro del servicio penitenciario, utilizando a su pareja Nadia S. como su principal herramienta para los distintos encargos se observa la forma en que Nadia S. dirige las diversas entregas de material estupefaciente, la transmisión de órdenes a los distintos actores, la guarda de material balístico, la entrega de armas de fuego y de dinero producto de la venta de drogas.

Dentro de la organización dirigida por Nicolás L. y oportunamente también por Pablo Sosa, encontramos a Nadia S. a Federico L. (hermano de Nicolás L., actualmente detenido por homicidios dentro de la justicia de menores), a Laura Patricia S. encargada de la venta de material estupefaciente y la guarda y ocultamiento de elementos derivados de delitos, y a por lo menos siete sujetos más. Dentro de la banda, se destacaba el nombre de Gastón M., cuya función consistía en el cuidado de los inmuebles destinados a la compraventa de material estupefaciente, y cuya vinculación con Nicolás L. y su banda finalizó con enfrentamiento luego de su imputación como co-autor del homicidio de Facundo Contreras, y de dos balaceras en su inmueble ordenadas por Nicolás L. desde el servicio penitenciario a través de un celular.

La participación de Laura S. dentro de la organización resulta clave para la obtención de dinero de manera ilícita, con particular relevancia de la utilización de su vivienda de Montevideo al 1300 de Granadero Baigorria como espacio de guarda de objetos ilícitos o proveniente de ilícitos, el manejo de los teléfonos celulares desde donde los diversos actores acuerdan la comisión de los hecho delictivos y la venta y guarda de material estupefaciente.

La participación de Debora R. a, está dada por el manejo de armas de fuego, la venta de estupefacientes, la usurpación de inmuebles y el manejo de los mismos para dedicarlos a actividades ilícitas. La actividad desarrollada dentro de la organización quedó demostrada en el momento de tramar con Nicolás L. distintas presentaciones ante la justicia tendientes a desviar u obstaculizar la investigación, tales como la entrega del arma homicida buscando descargar la responsabilidad del homicidio de Facundo Contreras en el co- imputado Gastón Moreyra y con la presentación ante la fiscalía denunciando falsamente que Moreyra ordenó dispararle a su domicilio. A su vez, la imputada se comunicó con familiares de la víctima Facundo Contreras.

La participación de Ricardo F está determinada por su intervención en el manejo de armas de fuego, disparos de arma de fuego, intimidaciones, comercialización de estupefacientes, manejo de puestos de venta de droga (búnkers). Es el hermano de Pablo Sosa, de Nadia S. e hijo de Laura S.

Se les atribuye a Nicolás L. el hecho de fecha 11 de mayo de 2021 a las 16:33hs aproximadamente, haberse dirigido en una motocicleta tipo 110cc de color azul en compañía de una persona de sexo masculino, no individualizado, desde calle Montevideo de Granadero Baigorria en dirección sur a norte, doblar por calle Pasaje Quito y a la altura de la vivienda ubicada en Pje. Quito al 1600 de Granadero Baigorria, haber arrojado un papel con carácter intimidatorio y haber efectuado por los menos 9 veces en dirección a la vivienda de donde se encontraba sentada la víctima, con la intención de causar su fallecimiento, impactando dos de los disparos en la pared, no resultando lesionada la mujer. Se le atribuye también en idénticas circunstancias de tiempo, modo y lugar haber portado sin la debida autorización legal el arma de fuego calibre .380 mm con el cual efectuó múltiples disparos, tanto en los momentos previos como en los posteriores a los mismos.

Se les atribuye a Nicolás Gabriel L. y a Nadia S. el hecho de fecha 1 de agosto de 2021, Nicolás L. ordenó desde su lugar de detención a su pareja Nadia S., la comisión de un ataque con armas de fuego contra el domicilio sito en calle Quito al 1600 de Granadero Baigorria, y la entrega de una carta intimidatoria. De esta manera, desde el servicio penitenciario ordenó que Nadia S. escribiera una carta con carácter intimidatorio y le indicaba a ella que hable con quienes iban a ser los autores del ataque, entre ellos, su hermano Ferderico L. Todo esto lo realizó Nadia S. y organizó el ataque que efectivamente, a las 2am del día 1 de agosto de 2021, se realizó con una motocicleta ocupada por dos masculinos, uno de ellos el menor Federico L., en el cual efectuaron por lo menos 15 disparos con un arma calibre .380 contra el domicilio.

Debora R. se le atribuye en fecha 22 de noviembre de 2021, aproximadamente a las 16,40 h, haber realizado falsa denuncia ante dos efectivos del Comando Radioeléctrico, que arribaron a su domicilio en Carrasco 1900 de Rosario por su llamado a la Central 911. En el mismo manifestó que dos masculinos a bordo de una motocicleta se presentaron de parte Gastón M. que se encuentra preso en la cárcel de Coronda y uno de ellos le dio un celular y del otro lado de la linea le manifestaron palabras atemorizantes para que declare en contra de Nicolás L. Su acción fue realizada como parte del plan para descargar toda la responsabilidad penal en cabeza del co-autor del homicidio de Facundo Contreras.

Se le atribuye a Nicolás L. y Nadia S. el hecho de fecha 30/9/21 por instigado a su hermano Federico L. (menor de edad), mediante al promesa de la entrega de dinero, el homicidio con arma de fuego de la víctima, Luis Eduardo Campos, hecho consumado por el menor con la colaboración de Nadia S. en dicha fecha aproximadamente a las 19.42h en la plaza Ovidio Lagos ubicada en la manzana de calles Martín Fierro, Maza, David Peña y Francisco de Miranda de la ciudad de Rosario, mediante múltiples disparos con un arma de fuego, causando su deceso a causa de una herida en su cabeza.

A Nicolás L. también se le atribuye en fecha 13 de marzo de 2021 aproximadamente a las 19.45 en zona de calles Boedo y Baigorria, mientras la víctima se encontraba en su vehículo particular a la espera de una persona con la que había coordinado una convocatoria previa, el acusado en comapñia de Pablo Sosa (fallecido) abordaron al damnificado y a corta distancia, Sosa extrajo un arma de fuego y efectuó múltiples detonaciones hacia la puerta del conductor; dichas acciones con intenciones de causar el fallecimiento. Luego se dieron a la fuga.

Mas tarde la Victima es trasladada al Htal. Eva Peron donde fue intervenido de emergencia por las heridas sufridas, logrando resguardar su vida.

Ricardo Franke fue condenado en fecha 2 de junio de 2023 a la pena de 5 años de prisión efectiva por los delitos de Asociación Ilícita en calidad de miembro en concurso real con el delito de Portación Ilegal de arma de fuego de guerra.

Laura Sosa fue condenada en misma fecha a la pena de 4 años de prisión efectiva por los delitos de Asociación Ilícita en calidad de miembro en concurso real con el delito de Encubrimiento.

Qué opinas?

Artículos relacionados
ActualidadPoliciales

Capitán Bermúdez: una mujer de 72 años cayó a un pozo

ActualidadPortadaProvincia

Pullaro asumió como presidente de la Región Centro

ActualidadPaís

Javier Milei deja de usar vuelos comerciales por razones de seguridad

ActualidadDeportes

Gabriel Núñez es el nuevo presidente de la Liga Regional Sanlorencina de Fútbol