ActualidadJudiciales

Condenaron a 7 años de prisión a la madre de Brandon Bay por dirigir los negocios cuando su hijo cayó preso

La madre de Brandon Bay, jefe de la temida banda de Los Gorditos, fue sentenciada a 7 años y 4 meses de prisión por liderar la organización en la calle una vez que su hijo y otros miembros cayeron detenidos y entonces las mujeres de la familia se pusieron al frente del negocio. El movimiento de drogas y el flujo de dinero que movía el grupo nacido en el barrio rosarino de Tiro Suizo, que extendió sus dominios al cordón industrial tras la caída en prisión de Brandon, quedaron grabados en conversaciones entre madre e hijo. La mujer aceptó la acusación y la pena en un juicio abreviado.

En una audiencia que se realizó ayer miércoles 13 de septiembre de 2023 en el Centro de Justicia Penal de Rosario, el Juez de Primera Instancia Dr. Suárez resolvió homologar el procedimiento abreviado presentado por la Fiscalía representada por el Fiscal Dr. Pablo Socca condenando a Erica Elena Altamirano de 50 años a la pena de 7 años y 4 meses de prisión efectiva, y la multa de $100mil pesos por los delitos de Jefe de Asociación ilícita en carácter de autora y Cohecho activo en grado consumado en carácter de coautora.

Se le atribuyó a Erica Altamirano haber formado parte, junto a su hija Giuliana Bay Javier A., Luis S., Jésica A., Mabel A., Jorge N., Brian G., Brandon Bay y otras personas (ya imputadas), haber formado parte de una asociación ilícita que se dedicó a cometer delitos contra las personas, contra la vida, contra la propiedad y contra la administración pública, entre otros, en la Localidad de San Lorenzo y en el Barrio Tiro Suizo de la Localidad de Rosario. Esta organización funciona al menos desde el día 20 de Agosto de 2019 hasta el hasta al menos el día quince de septiembre de 2019; procurando ocupar sectores de la ciudad de Rosario y de San Lorenzo y excluir de allí a otras bandas antagónicas.

Para llevar a cabo ese objetivo los integrantes de la asociación cometieron diversos delitos, entre otros, la sustracción de vehículos, robos a viviendas, homicidios, lesiones, atentados contra las personas, amenazas, portación y tenencia ilegal de arma de fuego y municiones, y venta ilegal de estupefaciente.

El rol de Erica Altamirano es el de ser líder de la Asociación Ilícita cuya jefatura también ejercía y sigue ejerciendo su hijo Brandon Bay, siendo la encargada de la organización criminal desde que su hijo y otros miembros importantes de la banda cayeran detenidos, realizando algunas tareas que sus hijos le indican desde la cárcel mediante llamadas telefónicas, pero además realizando personalmente las tareas que aquellos no pueden ejecutar por encontrarse actualmente detenidos, controlando y supervisando los negocios ilícitos objeto de la organización (entre ellos: venta ilegal de estupefacientes), encargándose de fraccionar la droga en envoltorios para armar las bolsitas, ocultando y escondiendo las dosis en su domicilio de calle Dinamarca al 500bis de Rosario para su posterior entrega a otros integrantes de la asociación que se encargan de su comercialización en otros puntos de venta de la banda.

Además, esconde, guarda y oculta en su domicilio armas de fuego de la banda y teléfonos celulares utilizados por diversos miembros para la comunicación y la organización de la logística necesaria para su funcionamiento. Se encarga, además, de ayudar a los integrantes de la organización cuando estos caen detenidos por hechos ilícitos. Entre otras de sus funciones, se encarga y se ocupa de gestionar la administración de los bunkers de la banda. Ello, al menos desde el 19/12/2020 hasta el día 15/09/2021 fecha en que se secuestró material estupefaciente en otro de punto de venta de material estupefaciente de la banda.

Por su parte se le atribuye a Erica Altamirano haber ofrecido y entregado la suma de $50.000 pesos al Suboficial de la Comisaría 32ª Axel Teliz con el fin de que su hija Flavia Bay y el llamado Luis Gabriel S. (imputados) recuperen su libertad de manera fraudulenta mediante la maniobra ilícita de incluir documental no secuestrada en las actuaciones policiales confeccionadas a raíz de un procedimiento del Comando Radioeléctrico de Rosario realizado en fecha 09/09/2021 a las 00:40hs donde se produjo la aprehensión de Luis S., Flavia Bay y el secuestro de un vehículo en el que circulaban con pedido de secuestro activo. Hechos ocurridos en fecha 09/09/2021 entre las 2am y las 6am aproximadamente.

La inclusión de este documento en las actuaciones de la Comisaría 32ª – siendo un boleto de compraventa automotor firmado por el supuesto vendedor- simulando que había sido secuestrado en dicho procedimiento del Comando Radioeléctrico, tenía por objetivo inducir a error al fiscal de turno al momento de la consulta para que el mismo disponga la libertad de los aprehendidos.

Así Altamirano en fecha 09/09/2021 a las 1:35am, recibió una llamada telefónica del llamado Luis S. -quien se encontraba aprehendido e incomunicado en el interior de la Comisaría 32ª- quien le transmitió la propuesta del Suboficial Axel Teliz de abonar la suma de $50.000 para dejarlos en libertad mediante esa maniobra fraudulenta.

La llamada fue realizada desde el teléfono de Luis S. el cual estaba secuestrado y había sido entregado previamente por personal del Comando Radioeléctrico a personal policial de la Comisaría 32ª siendo estos el oficial Hugo Orlando F., Suboficial Magalí C. y Suboficial Axel Teliz, los cuales incumplieron sus deberes de funcionario público al permitir que Luis S. -aprehendido e incomunicado- manipule y utilice su teléfono celular el cual estaba formalmente secuestrado, alterando de esa manera un objeto a servir de prueba en el proceso judicial.

Entre las 2 y las 6 am del 09/09/2021 Erica Altamirano concurrió con otras personas, aún no identificadas, a la Comisaría 32ª de Rosario, y le hizo entrega Axel Teliz del boleto de compraventa automotor mencionado y la suma de $50.000 (pesos cincuenta mil). A las 6:35am Teliz se comunica al celular del fiscal de turno transmitiendo las circunstancias de la aprehensión Luis S. y Flavia Bay y además informando falsamente que los mismos exhibían un boleto de compraventa automotor, suscripto por el vendedor y la compradora ( Bay), ayudando de esta manera a los aprehendidos a eludir la investigación en su contra y alterando las pruebas, actuando con ánimo de lucro y en su carácter de funcionario público, todo ello con el objetivo final de conseguir la libertad prometida a cambio de la suma de dinero anteriormente recibida.

Qué opinas?

Artículos relacionados
ActualidadEconomía

El Gobierno anunció que los trabajadores no registrados cobrarán un bono de $94.000 en dos cuotas

ActualidadJudiciales

Comenzó juicio oral contra dos personas que golpearon brutalmente a la víctima para robarle

ActualidadInternacional

La icónica casa de Shrek ahora está disponible para su renta en Airbnb

ActualidadCiudad

Mañana de jueves sin agua en San Lorenzo