Judiciales

Condena a 6 años de prisión a peligroso delincuente que robó armado en Bermúdez

Peligroso ladrón fue condenado a seis años de prisión efectiva por un hecho de robo agravado ocurrido en Capitán Bermúdez en abril de 2018.

El juez Ignacio Vacca condenó esta mañana en los tribunales sanlorencinos a Renzo Carlos Ariel Nervoso a 6 años de prisión efectiva por una causa caratulada como Robo agravado por ser cometido en poblado y en banda, agravado por el uso de arma de fuego cuya aptitud para el disparo no puede ser acreditada de ningún modo y agravado por escalamiento.

A Nervosó se lo imputó por ocurrido el 14 de Abril de 2018 a la 1.15 am aproximadamente en calle Plumerillo al 100 de la localidad de Capitán Bermúdez, cuando aborda, en compañía de otros dos hombres, a mujer que ingresaba a su domicilio, extrae un arma de fuego y se la coloca en el cuello para acceder a la vivienda, mientras que otro de los acompañantes trepa el portón de ingreso a la finca y aborda dentro de ella a uno de sus moradores exigiéndole bajo amenazas de arma de fuego la entrega de dinero en efectivo sustrayéndole la suma de $1000 pesos.

También lo imputaron cuando toman del cuello y le colocaron un rama de fuego en las costillas a uno de los dos hombres que intentaban ingresar a la vivienda; siendo luego aprehendido por personal policial que arribó al domicilio tras intentarse evadirse del lugar junto a otro hombre con quien había ingresado a la casa y que permaneció afuera junto a su lado.

La Fiscalía había solicitado la pena de 7 años y 6 meses de prisión efectiva.

Qué opinas?

Artículos relacionados
ActualidadJudiciales

La Justicia sospecha que las amenazas a estudiantes de la UNR fueron una falacia

ActualidadJudiciales

Quién era el hombre que fue asesinado en Granadero Baigorria

ActualidadJudiciales

Otra audiencia por violencia de género: le provocó lesiones que necesitan ser operadas pero sólo estará un mes en preventiva.

ActualidadJudiciales

Imputaron a violento que le pegó a su ex pareja golpes de puño. Incumplió ocho veces la prohibición de acercamiento