ActualidadJudiciales

Comenzó el juicio contra Delfín Zacarías y su entorno por lavado de activos

Este viernes comenzó un nuevo juicio contra Delfín Zacarías y parte de su familia, por lavado de activos, que se desprende de la causa principal por narcotráfico. El debate oral y público estará a cargo del Tribunal Oral Federal 1 a cargo de Ricardo Vázquez, Otmar Paulucci y Germán Sutter Schneider. La acusación estará encabezada por el fiscal Federico Reynanes Solari quien estimó que el delito implicó maniobras ilícitas por 600 millones de pesos.

Entre los bienes que la fiscalía estima provenientes de lavado de dinero narco se encuentran unos 40 vehículos: entre ellos un Audi TT, 4 motos BMW y 1 CBR 900, una Amarok, 13 cocheras en Mitre al 1200 en Rosario además de varios departamentos, 20 lotes en Roldán, 17 en Puerto General San Martín, 9 lotes y 3 cunas náuticas en Arroyo Seco, los terrenos en San Lorenzo donde se levantó el polideportivo y la casa de la hija de Zacarías. También explotaban la remisería Frecuencia Urbana y la firma Top Cranes SRL que presta servicios a empresas constructoras.

Zacarías cumple una condena a 16 años de prisión desde 2013 cuando fue detenido con 300 kilos de cocaína y 2 mil litros de precursores químicos tras varios allanamientos en un procedimiento conocido como “Flipper”. Además confirmaron la pena impuesta a Sandra Inés Marín, esposa de Zacarías, quién deberá purgar 14 años de cárcel y a Joel Zacarías, hijo de ambos, penado a 7 años de prisión y su hermana Flavia que fue condenada a 8 años de prisión y estos últimos ya recuperaron la liberad

Además fueron condenados dos policías, uno de ellos es Diego Comini, por entonces jefe de la Brigada Departamental de Drogas Peligrosas de Rosario, señalado como protector del líder de la banda narco.

A Zacarías se lo condenó como organizador del tráfico de estupefacientes y tráfico en la modalidad de guarda de elementos y materias primas para producir y fabricar estupefacientes, producción, fabricación y preparación de estupefacientes y por tenencia con fines de comercialización, agravada por la intervención en forma organizada de tres o más personas.

Según la investigación, su zona de influencia para la comercialización de estupefacientes era, justamente, el cordón norte del Gran Rosario hasta la ciudad de San Lorenzo, donde comenzó con la construcción de varios edificios, entre ellos un presunto gimnasio. tipo polideportivo

Un informe de la entonces Subsecretaría de Delitos Económicos del gobierno de Santa Fe determinó que Zacarías había adquirido 36 inmuebles en un año y 24 autos y camionetas, algunos de alta gama.

La investigación que permitió el arresto de Zacarías y su organización narcocriminal se inició en 2012 y permitió, en septiembre del año siguiente, realizar un allanamiento en una casa de fin de semana de la localidad santafesina de Funes, en la que la Policía secuestró 300 kilo de cocaína y 2 mil litros de precursores químicos.

Señalado periodísticamente en aquél momento como “El Rey de la cocaína”, Zacarías era titular, oficialmente, de una agencia de remises llamada “Frecuencia Urbana” ubicada en la localidad de Granadero Baigorria.

Otros imputados son Néstor Fabián Fernández, Edgardo Martín Radovani, su cuñado Fernando Ermacora, su hermana Gloria María Zacarías, Andrea Altamirano, Gonzalo Jaime, Jorge Roberto Zacarías hermano de Delfín, José Luis Dabatb y Miriam Paniagua.

La fiscalía refirió que en uno de los allanamientos ocurrido en septiembre del 2013 en calle Martín Fierro de Timbúes donde se encontraba Jorge Zacarías, hermano de Delfín,  encontraron una notebook con información vinculada a operaciones de lavado de activos.

Posteriormente, se requirió el levantamiento del secreto bancario y fiscal, y a través de diversas medidas solicitadas por la Fiscalía se logró determinar un universo de activos por un monto aproximado de $600.000.0000, refirió una fuente de la acusación.

Para la fiscalía está probada la existencia de una organización criminal dedicada al lavado de activos provenientes de venta ilícita de estupefacientes conformada por familiares y personas que se conocían entre sí o con vínculos estrechos de amistad quienes cumplían distintos roles en la estructura criminal.

Se los indagó por transformar el producido de esa actividad ilícita en bienes que incorporan a su patrimonio con la finalidad de darles apariencia de lícito. Siendo el líder de la organización Delfín Zacarías que se introdujo en el mercado económico formal mediante sus familiares y personas de confianza.

La fiscalía contó que hasta el 2011 Delfín Zacarías estuvo inscripto como monotributista en el rubro prestación de servicios de taxis y remises. Y a modo de ejemplo refirió que en 2012 tuvo un Audi TT que luego vendió a un consorte de causa que tras la operación le hizo una tarjeta azul.

Con información del Ciudadano y Télam

Qué opinas?

Artículos relacionados
ActualidadInternacional

Un senador chileno aseguró haber sido abducido por extraterrestres: “Era una luz muy grande”

ActualidadRegión

En San Jerónimo se reciclaron 90 kilos de cartón y plásticos

ActualidadCiudadCultura

San Lorenzo se prepara para la segunda edición del ciclo "Mis canciones son nuestras"

ActualidadGremialesPortada

Jueves sin clases en la provincia: Amsafe y Sadop adhieren al paro de Cetera y docentes de la CGT