ActualidadRegión

Brigadistas combaten las llamas en las islas frente Gaboto, Timbúes y Puerto

Brigadistas, aviones hidrantes y un helicóptero con balde mantuvieron una semana de arduo trabajo con el objetivo principal de poner a resguardo hogares de isleños en una zona que comprende un amplio frente entre Puerto Gaboto, Timbúes y Puerto General San Martín. Más allá del panorama hostil y de la variación climática, el balance de la semana indica que fueron salvadas las situaciones.

Coordinados por la Secretaría de Protección Civil, las cuadrillas partieron principalmente desde la base operativa Puerto Gaboto, agrupando a personal de Bomberos Voluntarios de Santa Fe, del Ejército Argentino y de la Administración de Parques Nacionales, con el aporte de Prefectura Naval Argentina, del Sistema Nacional de Manejo del Fuego y de diversos ministerios de la administración nacional.

“Fue una semana de mucho trabajo desde el punto de vista logístico, adaptando el accionar a la situación climática del momento; hubo traslados por agua cuando no se podía volar, y retroceso de brigadistas para operar con aviones hidrantes en otras instancias”, señalaron desde la base operativa.

«Se salvaron las viviendas y en condiciones complejas se logró además contener los focos de incendios y evitar que el humo llegue en gran magnitud a zonas urbanas; el trabajo a destajo de los brigadistas, desde hace meses, es admirable», agregaron desde la coordinación.

Por los fuertes vientos que dificultan navegación y vuelos, una cuadrilla de brigadistas pasará la noche de este viernes al reguardo en zona de islas.

Qué opinas?

Artículos relacionados
ActualidadJudicialesPolicialesPortada

Capitán Bermúdez: Balearon a joven rosarino en la puerta del boliche Mora

ActualidadCiudadDeportesInternacionalPortadaRegión

Torneo de la LPF 2023: Espaldas anchas para jugar en tierra de Campeones

ActualidadProvinciaRegión

Falsos audios virales: en la provincia no se registran casos de infección por Salmonella o Shigella

ActualidadPoliciales

Encontraron siete celulares escondidos en la mochila de un inodoro de la cárcel de Coronda donde iban los agentes