ActualidadEconomía

Actividad, dólares, recaudación e inflación: los alivios que traerá el fin de la sequía en 2024

El fin de la etapa sin lluvias traerá más recursos para el nuevo Gobierno de Javier Milei que pueden servir para bajar el déficit y sumar reservas. Se duplicarán las exportaciones del agro.

La sequía tuvo como consecuencia en lo que va del año un desplome de USD 18.200 millones en exportaciones de los principales cultivos del agro, la pérdida de $1,13 billones en concepto de recaudación por retenciones, un impacto negativo directo e indirecto en la actividad económica ypresión sobre la inflación. La mejora en las condiciones climáticas que se esperan para 2024, por el traspaso del fenómeno “La Niña” a “El Niño”, traerá aparejado un repunte en esas variables pero que recién se sentirá a partir del segundo trimestre con la cosecha de soja maíz.

La última estimación que realizó la Bolsa de Comercio de Rosario para el ciclo 2023/2024 la producción de granos alcanzaría los 136,3 millones de toneladas, 70% más que en la campaña pasada. Eso permitiría, indicaron, proyectar el doble de las exportaciones por USD 34.000 millones.

En ese sentido, la consultora Ecolatina detalló en un informe reciente que la recuperación de los principales cultivos tendrá un “impacto transversal” en la economía: “1) Contribuirá en forma directa en un crecimiento del PIB en cerca de 1,3 puntos.; 2) La cosecha valorizada rondaría los USD 13.500 millones extra respecto a la campaña previa a los precios actuales; 3) Se recuperará una fuente de ingresos fiscales clave, con un aporte en derechos de exportación rondando nuevamente los 2% del PIB; 4) Mejorarán la condiciones de cosecha de los alimentos frescos y, por ende, su disponibilidad en el mercado, restando presión a una inflación que irremediablemente se acelerará”.

El nuevo Gobierno de Javier Milei asumirá con un alivio en dichos frentes, aunque deberá administrar el “trade off” entre la escasez de reservas en el Banco Central de la República Argentina (BCRA) y la demanda privada. En las últimas semanas, varios futuros funcionarios de La Libertad Avanza dieron a entender que un dólar oficial “razonable” podría ser de $600 o $650 y se mantendrá el cepo al menos en el inicio de la gestión. El precio de la divisa tendrá influencia en los incentivos a liquidar.

“La recuperación proyectada para las exportaciones del sector agropecuario jugará a favor para una próxima administración que iniciará su mandato con la imperiosa necesidad de recomponer el stock de reservas internacionales netas, hoy por debajo de los USD 10.000 millones negativos, frente a los pasivos en moneda extranjera que se enfrentarán en 2024: entre los principales, la deuda comercial por importaciones, vencimientos de deuda en dólares, atrasos en la remisión de dividendos y utilidades”, advirtió Ecolatina.

Para dimensionar el efecto que tuvo la seca en las cuentas públicas, la Cámara de la Industria Aceitera de la República Argentina (CIARA) y el Centro de Exportadores de Cereales (CEC), informó que el sector oleaginoso-cerealero, que incluye al biodiésel y sus derivados, exportó durante los once primeros meses del 2023 USD 18.200 millones menos que en el mismo periodo del año pasado. En porcentaje, se observa una fortísima caída: 50 por ciento.

En los primeros once meses del año la recaudación por derechos de exportación presentó una caída de $1,13 billones respecto al mismo período del año anterior según los últimos datos de la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP). En vistas de la mejora en las condiciones climáticas y la posibilidad de un dólar más competitivo, Fundación capital estimó: “Por el lado de los ingresos, las retenciones presentarían un incremento tanto por un mayor tipo de cambio esperado como por una mejor cosecha tras la sequía, aportando algo de alivio a las cuentas fiscales 1,3 puntos del producto”.

El complejo oleaginoso-cerealero, incluyendo al biodiésel y sus derivados, aportó el año pasado el 48 % del total de las exportaciones de la Argentina, según datos del INDEC. El principal producto de exportación del país es la harina de soja (14,2% del total), que es un subproducto industrializado generado por este complejo agroindustrial, que tiene actualmente una elevada capacidad ociosa cercana al 50%. El segundo producto más exportado el año pasado, de acuerdo con el INDEC, fue el maíz (11%) y el tercero fue el aceite de soja (6,9%).

(Con información de Infobae)

Qué opinas?

Artículos relacionados
ActualidadProvincia

Asistencia Perfecta: se abonará este martes el premio a docentes públicos y privados

ActualidadPoliciales

Un joven fue aprehendido por robo de cables en barrio Mitre

ActualidadPolicialesPortada

Detuvieron en Andino a Mauricio Laferrara, un sicario que se encontraba prófugo

ActualidadRegión

Avanza el plan de obras en San Jerónimo Sud