ActualidadPortadaProvincia

A lo Bukele, el gobierno provincial les dio un mensaje a los presos: «Si no lo entienden, cada vez la van a pasar peor»

El gobernador Maximiliano Pullaro y el ministro de Seguridad Pablo Cococcioni, compartieron una publicación que muestra a reclusos de cárceles santafesinas con el torso desnudo, esposados y sentados en el piso, imágenes similares a las popularizadas por el presidente de El Salvador, Nayib Bukele que buscan transmitir un mensaje de mano dura y control estricto en el ámbito carcelario. La publicación llega después de que familiares reclamaran esta mañana frente a la sede de Gobernación malos tratos, comida en mal estado e interrupción de visitas a los presos de la cárcel de Piñero.

«Tenemos un plan de Seguridad, sabemos cómo llevarlo adelante y estamos trabajando para eso. Desde las cárceles salen las órdenes para hacerle la vida imposible a los santafesinos. Se terminó el tiempo de home office liberado, sin control y con empleados penitenciarios que eran apercibidos si molestaban a los presos. No vamos a retroceder ante las amenazas. Tenemos el mandato del pueblo santafesino para restaurar la tranquilidad de los vecinos. Los presos están presos, no vamos a aceptar ninguna extorsión y si no lo entienden, cada vez la van a pasar peor», dice el posteo que acompaña a las imágenes en la red social Instagram.

Según trascendió las imágenes corresponden a requisas en un pabellón de presos de alto perfil, alojados en la cárcel de Piñero. 

 
 
 
 
 
Ver esta publicación en Instagram
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

 

Una publicación compartida por Pablo Cococcioni (@pablocococcioni)

 

Familiares de presos pidieron mejores condiciones de detención en Piñero

Un grupo de personas, en su mayoría mujeres, se manifestó esta mañana frente a la sede de Gobernación en Rosario y evidenció un reclamo por mejores tratos y condiciones de detención en la Unidad Penitenciaria N°11, en Piñero. Las personas que participaron  en la protesta eran familiares de detenidos en esa prisión y alegaron malos tratos, restricciones en las visitas y problemas con la calidad de la comida que reciben los presos.

Es relevante señalar que la cárcel de Piñero ha sido objeto de intervenciones desde el inicio de la gestión de Pullaro, especialmente en lo que respecta a la población considerada «presos de alto perfil». Sin embargo, estas acciones han desencadenado reacciones de violencia urbana, como balaceras, amenazas y el tiroteo a un autobús la semana pasada que transportaba personal del Servicio Penitenciario.

Qué opinas?

Artículos relacionados
ActualidadEconomíaPaís

Inflación: laboratorios acordaron congelar precios de medicamentos por 30 días

ActualidadJudiciales

Sigue la búsqueda desesperada de Andrea Portillo

ActualidadPaís

Milei en el Foro Llao Llao: “Estamos generando las condiciones para que Argentina vuelva a crecer”

ActualidadProvincia

Olivares: “No queremos que trasladen al Iapos lo que no han podido trasladar a los beneficiarios de medicina prepaga”